El piloto francés ha anunciado hoy su fichaje por Citroen Racing de cara a la temporada que viene. El piloto volverá al equipo donde inicio su carrera en el mundo de los rallyes.

Finalizan los rumores en torno al futuro de Sebastien Ogier en el Campeonato del Mundo de Rallyes de cara a la próxima temporada, en la que el francés regresará a Citroën Racing. El piloto de Gap volverá así a la marca que le dio la oportunidad de pelear por la categoría absoluta de los rallyes tras su victoria en el Junior WRC de 2008, a los mandos de un modelo de la firma de los chevrones. Tanto sus compañeros de equipo como el futuro de M-Sport Ford pasan a ser ahora el gran misterio de la silly season.

Ya desde 2017 Citroën mostró su interés por volver a contar con Sebastien Ogier en su alineación oficial del Mundial, aprovechando la salida de Volkswagen del campeonato y la oportunidad que suponía. Unos planes que no pudieron salir adelante durante dos años debido a un Malcolm Wilson que hizo todo lo que estuvo en su mano para contar con el francés, un proyecto que les llevó a lo más alto en 2017 y que provocó una mayor implicación por parte de Ford este año. Pero las cosas han cambiado.

Dada la complicada situación del equipo francés, que no logra recuperarse del bache que les está llevando al fondo de la tabla, el cinco veces campeón ha sido el principal objetivo para obrar el milagro. Tras multitud de rumores, Citroën Racing ha oficializado el acuerdo con Sebastien Ogier para la próxima temporada, regresando al equipo ocho años después y con cinco títulos bajo el brazo. Y es que mucho han cambiado las cosas desde su anterior etapa, puesto que ahora llega como la gran estrella y sin un Yves Matton al que se le achacó la salida del francés al Grupo VAG, primero con Skoda y más tarde con Volkswagen.

Un acuerdo que, por el momento, pasa a ocupar uno de los asientos de Citroën, pero el resto sigue siendo una incógnita. Tras la salida de Kris Meeke, Craig Breen y Mads Ostberg han pasado a ser los pilotos titulares con Loeb y Al-Qassimi realizando intervenciones puntuales, pero el equipo no ha confirmado la continuidad de estos pilotos. Además nombres como el de Hayden Paddon o la posibilidad de volver a contar con Stephane Lefebvre en la categoría absoluta han sonado con fuerza. Un incierto plantel que se repite en Ford, que ahora pasa a tener un hueco libre al frente de la alineación y con Suninen y Evans en su entorno.