United Autosports se presenta como uno de los equipos que darán el salto al Mundial de Resistencia la próxima temporada dentro de la categoría LMP2.

El Campeonato del Mundo de Resistencia se encuentra en plan transición hacia un futuro más eléctrico, una tendencia que no ha pasado desapercibida por las marcas e incluso por las formaciones privadas. Un futuro en el que United Autosports pretende hacerse un hueco en el certamen organizado por la Federación Internacional de Automovilismo, un paso más de Zack Brown para acercarse al WEC. Esta llegada en la próxima temporada podría llegar acompañada de McLaren, aunque las dos empresas apuntan hacia categorías diferentes.

Tras la experiencia adquirida en el IMSA SportsCar de los Estados Unidos y las European Le Mans Series y la Le Mans Cup, así dos inclusiones en las 24 Horas de Le Mans en 2017 y 2018, el equipo de Zack Brown está preparado para dar el siguiente paso. United Autosports se perfila como uno de los futuros candidatos al título en la categoría LMP12, en la que el también director de McLaren F1 Team se siente muy ilusionado tal y como ha declarado en Motorsport.com:

“Me gustaría que hiciéramos el FIA World Endurance Championship y estamos trabajando para conseguirlo. Realmente me gustan las European Le Mans Series y creo que estaremos en ese paddock durante los próximos años”.

Además de Brown, Richard Dean también se ha pronunciado sobre la posible llegada de la formación británica al Mundial de Resistencia. Un proyecto para el que ya están trabajando según ha afirmado el director del equipo, que además ha confirmado que por el momento sólo están trabajando en introducir una unidad, aunque sin especificar que motor y que chasis llevarán, aunque en las diferentes categorías en las que se encuentran presentes cuentan con unidades prototipos de Ligier.

Además de este proyecto, Zack Brown no ha ocultado en los últimos meses el interés de que McLaren llegue al campeonato con el cambio de reglamento previsto para dentro de dos años. De hecho la marca británica forma parte del grupo de empresas que se encuentran negociado con la FIA sobre la tecnología con la que contará el certamen.