El británico de Mercedes consigue una nueva victoria en el Gran Premio de Rusia tras ordenar Mercedes que Bottas cediera el liderato a su compañero de equipo. Sebastian Vettel completó el podio con un insuficiente tercer puesto. La diferencia entre ambos se amplía a los 50 puntos. Carrera para olvidar para los pilotos españoles: Alonso fue 14º y Sainz 17º.

Lewis Hamilton volvió a ganar -y ya van ocho victorias este año- después de que Valtteri Bottas, que había firmado una excelente primera parte de carrera, cediera su posición a su compañero de equipo. Órdenes de equipo que impiden al finlandés conseguir su primer triunfo de la temporada. Sebastian Vettel, aunque lo intentó, se quedó sin poder ganar posiciones, por lo que ve cómo se alejan más aún sus posibilidades de convertirse en campeón del mundo por quinta vez. Carrera muy discreta de los españoles: Alonso acabó 14º y Sainz 17º.

Valtteri Bottas quería estrenar su casillero de victorias en Sochi. Un circuito que siempre se le ha dado bien. Lo dejó claro desde el inicio de la carrera, cuando defendó con uñas y dientes cualquier intento de ataque de Lewis Hamilton. El británico no arrancó del todo bien y a punto estuvo de perder su posición con Sebastian Vettel. El de Ferrari, por su parte, intentó quitarse de encima a su rival por el título, pero su maniobra se fue al traste y tan sólo pudo mantener la tercera posición. Por detrás, Max Verstappen celebrara su 21º cumpleaños con unas estratosféricas primeras vueltas, asaltando el séptimo puesto en los cinco primeros giros. Otro de los mejores en la salida, un Charles Leclerc que conseguía el quinto puesto momentáneo, sólo por detrás de Mercedes y Ferrari. Fernando Alonso era uno de los primeros en pasar por boxes para montar el neumático blando y esperar algún coche de seguridad para recuperar el terreno. El otro de los españoles, Carlos Sainz, caía hasta el decimocuarto puesto al ser superado por los Red Bull y Nico Hülkenberg.

Toro Rosso, fuera de combate y mano a mano de Hamilton y Vettel

La participación de los de Faenza en la cita rusa apenas duraba siete giros. Pierre Gasly fue uno de los eliminados en la salida tras trompear e irse por fuera. Brendon Hartley tampoco podía continuar en pista, dejando a Toro Rosso fuera de carrera a las primeras de cambio y justo antes de las paradas de los favoritos.

Hamilton y Vettel volvieron a encontrarse en pista justo después de que el alemán ganara la partida al de Mercedes en el paso por boxes. La estrategia de Ferrari funcionó, por fin, logrando superar al lider del Campeonato. Sin embargo, su reacción fue la de apretar los dientes para buscar un hueco en la férrea defensa de Vettel. A punto estuvieron de tocarse cuando el inglés trataba de superarle por la parte derecha del trazado en plena recta. El portazo de Vettel parecía suficiente para asegurarse la posición, sin embargo, segundos después la réplica era suficiente para recuperar su posición. Se demuestra, una vez más, que en el cuerpo a cuerpo el británico no tiene rival y son estos pequeños detalles los que marcan la diferencia entre los buenos pilotos y los mejores.

Órdenes de equipo

Las opciones de ganar de Valtteri Bottas se fueron diluyendo cuando, llegado el ecuador de carrera, los ingenieros de Mercedes obligaban al fines a dejar pasar a Hamilton delante, supuestamente afectado por problemas de “blistering”. El Gran Premio de Rusia fue de más a menos. Con el paso de las vueltas la emoción se fue enfriando y con ello las posibilidades de Vettel de acabar segundo. Hamilton controlaba la carrera desde el primer puesto, lo que suponía salir de Rusia con diez puntos más de ventaja en el Campeonato: 306 puntos para el inglés; 256 para el alemán. No hubo más acción en Sochi. La 70ª victoria de Lewis Hamilton deja el Campeonato en su bolsillo a falta de cinco citas para la conclusión del mundial.

Tabla de resultados