La conquista para el sexto título de Sebastien Ogier ha vuelto a acercarse para el francés de Ford, que ha logrado la victoria en la prueba de casa para M-Sport. Toyota, con dos coches en el podio, continúa mandando en marcas.

 

Tras la amarga jornada en el día de ayer para Ott Tanak, que sufría una avería en el bucle vespertino y dejaba el liderato en manos de Sebastien Ogier, la actividad en el Rally de Gales ha encarado la recta final con la tercera y última etapa. Una mañana que ha arrancado con la pasada por el tramo de Elsi, donde Esapekka Lappi y Jari-Matti Latvala han marcado el ritmo por delante del francés de Ford, a quien pretendían dar caza en la general en una batalla al sprint. Una especial en la que Tanak regresaba y lograba marcar el sexto mejor tiempo, separado por más de seis segundos con el scratch y por detrás de Craig Breen y Elfyn Evans.

De ahí la actividad se desplazó hasta el Power Stage, algo inusual en esta cita del Mundial ya que normalmente los puntos extra se reparten en el último tramo del rallye, pero la organización ha visto oportuno cambiar esta tendencia. Una especial en la que Toyota volvió a reinar y fue, en este caso, Latvala quien se hizo con el mejor tiempo, llevándose así los cinco puntos extra e invirtiendo la diferencia con Ogier, pasando a tomar el liderazgo de la prueba. Por detrás se quedaban los grandes aspirantes al título con Ott Tanak sumando cuatro puntos, Sebastien Ogier tres, Thierry Neuville uno y dejando el punto restante en las manos de Esapekka Lappi, quien apenas lograba superar el registro de Paddon por tres décimas.

Nuevo líder y apretada batalla con la que llegábamos al Great Orme Llandudno, donde Sebastien Ogier se hacía con el mejor tiempo para recortar distancias y dejar la diferencia con el líder en sólo dos décimas. ¡con tan sólo dos tramos para el final! El francés le endosaba más de tres segundos al veterano piloto de Toyota y 4,6 a Thierry Neuville, que en esta recta final volvía a los tiempos de cabeza aunque ya era demasiado tarde para sus apariciones en la general. Un tramo en el que además Mads Ostberg lograba marcar un buen quinto puesto, empatando con Lappi, y escalaba una posición en la general, arrebatándole la quinta plaza a su compatriota Andreas Mikkelsen.

 

La lucha entre los ex-compañeros en el equipo Volkswagen Motorsport estaba en todo lo alto y Sebastien Ogier no estaba dispuesto a dar su brazo a torcer. El francés llevaba el Fiesta WRC a lo más alto en la penúltima especial, marcando el mejor tiempo con más de tres segundos sobre Jari-Matti Latvala, que perdía así la primera posición aunque las diferencias eran mínimas entre ambos. Una lucha en la que Neuville y Tanak eran meros espectadores, quedándose a dos segundos del registro del finés y con poco más de un segundo y medio entre ambos. Mientras que por detrás Paddon, Evans y Lappi apenas se distanciaban por unas décimas; siendo Ostberg uno de los peor parados debido a un trompo, con lo que caía tres puestos en la general en favor de los tres Hyundai i20 Coupé WRC, liderados por Neuville.

Y así llegábamos a los últimos 8 kilómetros de la prueba, con la victoria en el aire y casi con la única garantía de que serían dos los Toyota Yaris WRC que estarían presentes en el podio, a la espera de saber si uno estaría en lo más alto o se impondría Sebastien Ogier. Una especial sobre asfalto a la que llegaban con gomas de tierra bastante gastadas, aunque el inicio se hizo esperar debido a un accidente en uno de los espectáculos previos, lo que obligo a la evacuación de una persona al hospital y el retraso del tramo durante más de una hora, hasta que estuvo de nuevo operativo el helicóptero.

Sebastien Ogier salió con todo para completar la prueba marcando el mejor tiempo, buscando dejar un gran sabor de boca en su despedida de M-Sport Ford en casa, y no falló. El francés no se dejó nada y marcó el mejor tiempo por delante de Thierry Neuville, quien perdió 3,5 segundos y de Andreas Mikkelsen, que se quedaba a menos de un segundo del jefe de filas de Hyundai. Por su parte, Jari-Matti Latvala se centró en aguantar la posición para sumar puntos, tanto para su casilla personal como para la marca, y se metió dentro del top ten, por detrás de Ostberg, Evans y Paddon. Breen y los dos Toyota restantes cerraron el top ten, justo por delante del primer WRC 2, el Hyundai de Jari Huttunen.

El Rally de Gales se salda con victoria para Sebastien Ogier, que ha sabido gestionar su carrera aguantando en la primera jornada y sabiendo sacar partido del problema de Ott Tanak. El francés se sube así por tercera vez esta temporada a lo más alto del podio y rompe la racha de Toyota, que logra un doblete en el podio con Latvala y Lappi. Siendo Craig Breen y Thierry Neuville los encargados de cerrar el top cinco liderando las formaciones de Citroën y Hyundai respectivamente.

Mientras que en la segunda categoría, Skoda Motorsport continúa sumando victorias a sus vitrinas con el aplastante dominio de Kalle Rovanpera, que no ha dado opción a sus rivales a los mandos del Fabia R5. La joven promesa finlandesa se impone así a Pontus Tidemand y a Gus Gressmith, que completaron el podio. Citroën y Hyundai, con Lefebvre y Huttunen, fueron los encargados de cerrar el top cinco en un complicado fin de semana para Nil Solans, que se tiene que conformar con llegar a meta tras multitud de problemas.

Tiempo

Piloto

Coche

3:06:12.5  S. Ogier  Ford Fiesta WRC
+10.6  J. M. Latvala  Toyota Yaris WRC
+35.1  E. Lappi  Toyota Yaris WRC
+1:10.4  C. Breen  Citroën C3 WRC
+1:14.4  T. Neuville  Hyundai i20 Coupé WRC
+1:15.9  A. Mikkelsen  Hyundai i20 Coupé WRC
+1:18.4  H. Paddon  Hyundai i20 Coupé WRC
+1:21.6  M. Ostberg  Citroën C3 WRC

 

El Campeonato del Mundo de Rallyes da por finalizada una prueba más, que sirve para que Seabstien Ogier de un nuevo golpe encima de la mesa en la lucha por su sexto título. El piloto de Ford logra sumar buenos puntos con la segunda victoria y el Power Stage para recortar distancias y poner la desventaja con Thierry Neuville en sólo siete puntos. Mientras que Toyota sigue sumando con este doblete en el podio, lo que le permite liderar con solvencia frente a Ford y Hyundai en el Campeonato de Marcas. Próxima parada, ¡el RallyRACC de Cataluña! Llega la prueba de casa.