La Federación Internacional de Automovilismo quiere seguir recortando gastos para los equipos del Mundial y el RallyRACC tendrá que dejar de ser mixto en 2020.

El techo de gastos es uno de los apartados que más problemas ha causado entre la Federación Internacional de Automovilismo y las principales marcas, especialmente en la Fórmula 1 con el debate entre Ferrari y los equipos más modestos. Una intento de la FIA para reducir costes que también ha llegado al Campeonato del Mundo de Rallyes, para el que ya han tomado medidas como la reducción de los días de test, la prohibición de realizar estas pruebas fuera de Europa y, a partir de 2020, la eliminación de los rallyes mixtos, es decir, el de Cataluña.

El RallyRACC es la única prueba del calendario que cuenta con dos superficies, comenzando el fin de semana sobre la tierra para dar el salto al asfalto en las dos últimas etapas. Una condición exclusiva de esta prueba que obliga a los equipos ha realizar un importante esfuerzo a nivel logístico y económico, ya que por cada unidad tienen que desplazar casi un segundo coche al completo y recambios tanto para tierra como par asfalto. Algo que muy pronto deberá cambiar.

El Consejo Mundial del Deporte de Motor de la FIA quiere dar un tijeretazo a la prueba española dentro de dos temporadas y tal y como ha reconocido el propio director del rallye, Aman Barfull, tendrán que cambiar el concepto de este evento de cara a 2020. Aunque aún no ha salido a la luz el itinerario de la próxima temporada, todo apunta a que será la última edición con dos superficies antes de que el asfalto tome el protagonismo a partir de 2020. Así lo ha confirmado Barfull al medio Rallye Magazin:

“El próximo año planeamos mantener nuevamente el concepto actual, pero luego tendremos que cambiarlo. Podríamos albergar al evento tanto en tierra como en asfalto. Pero la variante de pavimento se considera la versión preferida”.

Una polémica decisión que ya ha provocado las primeras reacciones por parte de los equipos, tanto en favor como en contra. Malcolm Wilson, dueño de M-Sport, ve muy acertado este cambio en el RallyRACC debido a los altos costes que supone, algo lógico ya que es el único equipo de la categoría absoluta que no es oficia. En cambio, Alain Penasse, director del equipo Hyundai, no ve con buenos ojos este cambio ya que cree que la superficie mixta es el ADN de esta prueba y que se deben recortar gastos en otros apartados. Quizás una reorganización del calendario, que en 2019 volverá a obligar a los equipos a cruzar el Atlántico en dos ocasiones, sería más efectivo que eliminar esta particularidad de la prueba peninsular.