El Rallye de La Nucía supone el primer match ball de Iván Ares y de Hyundai frente a Miguel Fuster y Ford en la lucha por el título en el Nacional de Asfalto.

La penúltima cita del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, el Ralye de La Nucía – Trofeo Costa Blanca, llega en plena lucha por el título entre Iván Ares y Miguel Ángel Fuster, que competirá en casa este fin de semana. Tan sólo dieciocho puntos netos separan a los dos pilotos, siendo el gallego el actual líder y con opciones de lograr el primer título para Hyundai Motor España en el Campeonato de Marcas sobre Suzuki, que tendrá muy complicado defender la corona.

Desde el arranque de la temporada en el Rali do Cocido, la lucha por el título del Nacional de Asfalto ha estado protagonizada por Miguel Ángel Fuster e Iván Ares, comenzando con el vigente campeón al frente con su victoria en tierras gallegas. Aunque en Sierra Morena el alicantino se hacía con la primera plaza; mientras que José Antonio Cohete Suárez añadió picante a la competición en el periplo en las Islas Canarias, con dos victorias, y con los dos aspirante empatados a 100 puntos netos. Cerrando la primera parte de la temporada con una nueva victoria para el piloto de Ford España en Ourense y con José María López dando la campanada en Ferrol en su debut en el campeonato a los mandos del Citroën DS3 R5 de Sports & You, con el respaldo de la marca.

Tras el verano, Cohete Suárez volvió a la acción con un demoledor ritmo en el Rallye Princesa de Asturias y se metía en la pelea por las primeras posiciones, ya que Miguel Fuster se quedaba fuera de carrera en la primera jornada e Iván Ares regresaba al liderato en solitario medio año después con la segunda posición en la cita ovetense. Mientras que el periplo norteño se cerraba con dos victoria para el alicantino, que leía a la perfección las pruebas de Llanes y Santander dando un golpe encima de la mesa en los primeros tramos y mantenía la ventaja sobre el de Hyundai, recortando así la diferencia en la general.

Ahora el campeonato llega a La Nucía, la prueba de casa para Miguel Ángel Fuster. Un rallye en el que casi una decena de unidades R5 se darán cita, por lo que los dos aspirantes del título no sólo tendrán que luchar entre sí, si no que Pernía, Solá o Carnicer podrían ser decisivos en el título, bloqueando puntos vitales. Y es que aunque todas las miradas están puestas sobre el piloto local, que cuenta con cinco victorias en la cita alicantina, Iván Ares llega muy motivado y decidido a salir al ataque desde el prime tramo. Estas eran las declaraciones publicadas en su página web antes de poner rumbo al Levante:

“Va a ser una carrera complicada. Tendremos que salir a por todas desde el principio, ya que al contrario de lo que pasa en otras carreras, el primer tramo del sábado es el TC Plus, por lo que habrá que  estar muy concentrados desde el principio para sumar los máximos puntos posibles. Sabemos que tenemos opciones de ser campeones, pero no dependemos de nosotros mismos, por lo que intentaremos marcar el ritmo más alto posible para presionar a nuestros rivales, estamos en la última fase de la temporada y el margen de error del resto de equipos es mínimo, por lo que tendremos que poner toda la carne en el asador para intentar revalidar el título de la temporada pasada”.

Con la diferencia que manejan los dos pilotos, si Iván Ares llegara a sumar 22 puntos más que Miguel Ángel Fuster, el alicantino ya no tendría opciones matemáticas en el Rallye Comunidad de Madrid, última prueba de la temporada. De esta forma, Hyundai y el gallego sumarías su segundo título en el Nacional de Asfalto de manera consecutivo, liderando la era de los R5 dentro del certamen de la Real Federación Española de Automovilismo. Mientras que Pirelli ya tiene asegurado el título al suministrar sus compuestos a los dos pilotos; al igual que a un Surhayen Pernía que necesitaría el fiasco de sus rivales para llegar con opciones a la capital.

Aunque el campeonato de pilotos no es el único que podría decidirse en La Nucía, y la batalla entre Hyundai y Suzuki también puede quedar sentenciada. Los coreanos se encuentran al frente de la clasificación con un total de 446 puntos y 81 de ventaja sobre los vigentes campeones, por lo que aún pueden permitirse perder 24 puntos con la marca de Juan López Frade.