Desde la victoria conseguida en 2013 por Sebastian Vettel, Red Bull solo ha conseguido un podio en el circuito brasileño gracias al tercer puesto del piloto holandés en 2016. Verstappen, que viene de ganar en México buscará prolongar su buena racha, mientras que, Daniel Ricciardo afronta sus dos últimas carreras como piloto del equipo austriaco.

Verstappen

Interlagos no ha sido en los últimos años un buen circuito para los austriacos. Foto: Red Bull

Así llegan los pilotos a Brasil

Daniel Ricciardo: Después de sus polémicas declaraciones tras abandonar en el Gran Premio de México, el australiano parece haber superado el cabreo y afronta en Interlagos la primera de sus dos últimas carreras como piloto de Red Bull con el objetivo de finalizar su aventura con el equipo de la mejor manera posible. En 2017 logró su actuación más destacada en la cita brasileña al cruzar la meta en sexta posición despúes de partir decimocuarto en la parrilla. Llega a Brasil sexto en el mundial de pilotos con 146 puntos

Max Verstappen: Como ya ocurriera en 2017, afronta el fin de semana en el circuito de Interlagos tras haber conseguido la victoria en México. Además, el joven piloto holandés ha conseguido subir al podio en 5 de las últimas 7 carreras de este 2018, lo que le sitúa ante la posibilidad de luchar por la tercera plaza del campeonato en las dos pruebas restantes. El año pasado, cruzó la meta del circuito brasileño en quinta posición, siendo su mejor resultado el obtenido en 2016 cuando subió al tercer escalón del podio. Llega a Brasil quinto en la clasificación del mundial con 216 puntos.

Así llega Red Bull a Brasil

El circuito de Interlagos no ha sido el mejor de los lugares para el monoplaza de los de Milton Keynes durante los últimos años. Para fechar la última victoria de un Red Bull en el Gran Premio de Brasil nos tenemos que ir a la conseguida en 2013 durante sus años de dominio de la mano de Sebastian Vettel. La temporada pasada estuvieron muy lejos de Ferrari y Mercedes durante todo el fin de semana y no esperan que este año la cosa cambie demasiado. Llegan a Brasil terceros en el mundial de constructores con 362 puntos.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web oficial de Red Bull (traducción propia)

Daniel Ricciardo

“El ambiente en Brasil es genial, tuve una buena carrera el año pasado. Es una pista en la que no siempre es fácil adelamtar, pero el año pasado demostré que se puede hacer y estoy deseando volver. La vuelta es bastante corta y carece de curvas de alta velocidad, pero me ha ido gustando más a lo largo de los años. El tiempo también puede jugar un papel importante en esta carrera, así que esperemos que la acción en la pista esté a la altura del ambiente que hay fuera de ella.

El Drivers Parade es genial con el ruido de todos los fans locales y las bocinas de aire, es una especie de carnaval que te da un impulso de energía antes de subirte al coche. Siempre tenemos una gran cena de equipo allí, lo que crea una gran atmósfera para todos. Ni que decir tiene que quiero conseguir un final fuerte para completar la temporada con el equipo y voy a presionar más que nunca para conseguirlo”.

Max Verstappen

“En general, Interlagos no le sienta muy bien a nuestro coche, pero después de subir al podio en 2016 y ganar la semana pasada en México, puede pasar cualquier cosa en la carrera. He tenido grandes batallas y adelantamientos allí y espero que sea otra carrera emocionante. Los aficionados brasileños son muy ruidosos y como la estrecha parrilla de salida está tan cerca de la tribuna, se les puede oír animando cuando uno está sentado en el coche.

La comida en Brasil es muy buena y los restaurantes tienen una carne a la parrilla increíble. Aunque ya casi es el final de la temporada, todavía tengo que tener cuidado con lo que como para mantenerme en forma, lo que es una pena, ya que me gustaría disfrutar aún más de la cocina local”.