La escudería alemana tiene a tiro conseguir su quinto título consecutivo en el GP de Brasil 2018. Les vale con salir de Interlagos con una diferencia superior a los 43 puntos; la actual es de 55. Llevan dos carreras sin ganar y perdiendo puntos respecto a Ferrari.

Bottas y Hamilton | Foto: Mercedes

Así llegan los pilotos a Brasil

Lewis Hamilton: el piloto británico estrenará en Interlagos su pentacampeonato del mundo. Lo logró en México, aunque quizá no de la forma que quiso, ya que no quedó entre los tres primeros. Y en Brasil tiene una cuenta pendiente, pues sólo ha ganado una vez, en el año 2016. Será, por tanto, su objetivo particular, además de ayudar a su equipo a conquistar el título de constructores.

Valtteri Bottas: ahora que el título de pilotos está decidido, el finlandés tendrá opciones de conseguir su primera victoria del año toda vez que Lewis ya es campeón. Su rendimiento ha sido discreto, Bottas es el último de los cuatro favoritos en la clasificación. Tiene 227 puntos, por los 236 de Kimi y los 216 de Verstappen, que se le acerca.

Así llega Mercedes a Brasil

Tienen al alcance de su mano conseguir su quinto título de constructores, que además lograrían de forma consecutiva. Sólo un equipo ha logrado encadenar más: Ferrari, con seis entorchados entre 1999 y 2004.

Pero para ello, deben cambiar su dinámica de las últimas dos carreras, en las que no han ganado y han perdido puntos respecto a Ferrari. Les aventajan en 55 puntos en el mundial, una diferencia notable que, salvo debacle, será imposible remontar a los de Maranello.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de Mercedes (traducción propia)

Toto Wolff, jefe de equipo

“México fue un fin de semana agridulce. Por un lado, estamos muy contentos por Lewis. Es el mejor piloto de su generación y su quinto campeonato mundial de Fórmula Uno lo coloca entre los mejores pilotos de este deporte. Por otro lado, no podemos estar satisfechos con nuestra actuación en México. La clasificación parecía prometedora, pero a pocas vueltas de la carrera, sabíamos que nos encontraríamos con grandes problemas con los neumáticos. Empezamos a analizar esos problemas inmediatamente después de la carrera y hemos avanzado en la comprensión de los retos a los que nos enfrentamos y por qué. Es importante aplicar todos nuestros aprendizajes para asegurarnos de que volvemos fuertes en Brasil. Nuestro objetivo para esta temporada era ganar los dos campeonatos, no un título ni el otro, por lo que nuestra mentalidad es la de tener un asunto pendiente cuando nos dirigimos al Sao Paulo. Tenemos una gran batalla en nuestras manos por el título de constructores y hemos perdido terreno frente a Ferrari en cada uno de los últimos fines de semana de carreras, a pesar de que teníamos el rendimiento base para hacerlo mejor. Este es el momento de mantener los pies en la tierra, enfocarnos claramente en el objetivo y confiar en nuestros procesos y en las personas que debemos cumplir. En el cockpit, sé que tanto Lewis como Valtteri están decididos a terminar sus respectivas temporadas con una nota alta; como equipo, nuestro objetivo es terminar este año con la cabeza bien alta y con dos actuaciones que reflejen adecuadamente el nivel de rendimiento que hemos alcanzado este año”.