El británico se lleva la pole en Interlagos después de otra apretada sesión clasificatoria. Sebastian Vettel arrancará segundo con neumáticos blandos, lo que le permitirá alargar más su primer paso por boxes. Mal sesión de clasificación para los dos españoles: eliminados en la Q1. Sainz fue decimosexto y Alonso decimoctavo.

Interlagos es siempre una cita especial en el calendario de Fórmula Uno. El Circuito José Carlos Pace, en Interlagos, es un lugar único y especial por las características del trazado. Un lugar mítico y mágico a la par, escenario de grandes batallas y donde la sombra de Ayrton Senna sigue presente aún muchos años después de su pérdida. Con el campeonato de pilotos ya decidido, Mercedes y Ferrari aún mantienen la batalla por ser los mejores en el de constructores. Otros como Red Bull buscaban la primera linea para conseguir llevarse una de las últimas victorias del año.

Q1

El factor climático fue la mayor incógnita en el inicio de la clasificación. Los equipos buscaban desde el primer momento la primera vuelta rápida para tener un registro en la tabla de tiempos ante la posible llegada de la lluvia. El tráfico en la pista paulista fue un factor clave en el inicio de sesión: Prácticamente todos los pilotos hacían su paso por el pit lane en el primer minuto de Q1 para preparar su primera vuelta lanzada.

Los pilotos se iban colocando en la tabla de tiempos con el paso del tiempo, con Verstappen a la cabeza por delante de Ferrari y Mercedes antes de la llegada del agua. Mientras el equipo Sauber se dejaba ver entre los ocho mejores, otros como Williams se mantenían a la cola del grupo, por detrás de los Toro Rosso y el McLaren de Stoffel Vandoorne. Las primeras gotas de lluvia dejaban en fuera de combate a los españoles: Fernando Alonso y Carlos Sainz se quedaban fuera del corte y sin opciones de mejora con el asfalto algo húmedo- este último con una ínfima diferencia de cinco milésimas con Ocon. Vandoorne, Stroll, Hartley eran los otros tres eliminados junto a los dos españoles.

Q2

Las alarmas volvieron a saltar en los boxes de los equipos ante la inminente llegada de la lluvia en el inicio de la Q2. De nuevo con ‘slicks’, todos los equipos volvieron a pista para evitar caer eliminados como consecuencia de la lluvia. Mientras todos los pilotos optaban por el neumático superblando, los Ferrari elegían el compuesto blando para intentar una estrategia diferente de cara a la carrera de mañana.

Hamilton bloquea a Sirotkin

El británico protagonizó una de las imágenes más dudosas de la sesión clasificatoria al molestar a Sergey Sirotkin cuando éste buscaba su vuelta rápida. El de Mercedes no se apartó lo suficiente y a punto estuvo el ruso de tener un accidente.

La lluvia un poco más intensa llegó en los últimos cinco minutos de Q2: Kevin Magnussen lograba pasar el corte por la mínima para infortunio de Charles Leclerc. El monegasco, sin embargo, aún tenía una bala en la recámara para meterse octavo cuando incluso su ingeniero le decía por radio que la mejor opción era regresar al box. Kevin Magnussen, Sergio Pérez, Esteban Ocon, Nico Hülkenberg y Sergey Sirotkin se convertían en los eliminados en la segunda ronda clasificatoria.

Q3

El primer envite fue a caer del lado de Lewis Hamilton. El británico se hacía con la ‘pole’ provisional después del primer intento en la Q3 -con una ventaja de 73 milésimas respecto a Sebastian Vettel. Nada cambió al final. ‘HammerTime’ volvió a escena para golpear a sus rivales y meterse en el bolsillo la décima pole de la temporada. El británico, a pesar de asegurarse su quinto mundial, sigue con sed de triunfos y en Brasil ha vuelto a evidenciar su mandato sobre el resto de rivales. Aún así el británico tendrá que sudar en carrera para llevarse la victoria. Los Ferrari esperan desde atrás con una estrategia a priori más favorable.

Tabla de tiempos