El equipo Mercedes-AMG Petronas rematan la temporada en el Gran Premio de Brasil, donde se han alzado con su quinto campeonato de forma consecutiva. La Scudería Ferrari no pudo con las balas plateadas en Interlagos.

El Gran Premio de Brasil se mostraba como un fin de semana decisivo dentro del Campeonato del Mundo de Fórmula 1, donde Mercedes tenía la oportunidad de asegurar su quinta corona en constructores, y la marca de la estrella no falló en Interlagos. Con unos Ferrari que fueron incapaces de frenar su demoledor ritmo y la decepción regresa Maranello, una temporada más. De esta forma, Mercedes vuelve a realizar una temporada perfecta con el título en Pilotos y Constructores, y ya van cinco desde que la tecnología híbrida aterrizó en la categoría.

Con dos victorias iniciales en Australia y Bahrein, Ferrari comenzaba la temporada ilusionando con la posibilidad de ver de nuevo a los italiano al frente del campeonato mientras que Mercedes, y Lewis Hamilton, no podía con el ritmo marcado por Sebastien Vettel y unos Red Bull al alza, que se hacían con la victoria en China. Pero pronto terminó el espejismo y con la llegada a territorio europeo, con las citas de Azerbaiyán y España, Lewis Hamilton comenzó a golpear con dos victorias de forma consecutiva.

El británico empezaba a saborear el champán de la primera posición y en las carreras de Francia, Alemania, Hungría, Italia, Singapur, Rusia y Japón repitió al frente de las posiciones de preferencia. Victorias a las que aún hay que sumar otros seis podios más, tres de ellos a los pies del primer cajón, y los ocho podios conseguidos por Valteri Bottas, de los cuales tan sólo uno fue desde la tercera posición. Un gran trabajo del equipo de Toto Wolff que les llevó a conquistar el Campeonato de Pilotos en el Gran Premio de México con Lewis Hamilton, que realizaba una inteligente estrategia y sin arriesgar demasiado logró una cuarta plaza que le convirtió en pentacampeón, igualando el número de coronas de Juan Manuel Fangio y desempatando con Vettel y Prost.

Mercedes llegaba a la penúltima prueba de la temporada, el Gran Premio de Brasil, con una renta de 55 puntos a su favor frente a Ferrari, que necesitaban reducir al menos en 13 puntos este colchón para llegar con opciones a Abu Dhabi, donde ya necesitarían un fiasco de la marca de la estrella. Y aunque Max Verstappen y Sebastien Vettel dieron esperanza durante la jornada del viernes y los Libres 3 del sábado, Hamilton volvió a sacar el martillo en la clasificación y, en una apretada batalla con el alemán, se llevaba la pole con una décima de ventaja, un primer paso para asegurar el título ya que Bottas partiría justo detrás, en la tercera posición.

Un Lewis Hamilton campeón se lleva la pole en Brasil después del desastre español

La cita de Interlagos comenzó con los Mercedes mostrándose muy dominadores, con Hamilton manteniendo la primera posición y un Bottas al ataque, que se alzaba segundo en las míticas S de Senna por delante de Vettel. La escudería alemana sentaba las bases para conseguir el objetivo a pesar de los intentos de Red Bull, liderados por Max Verstappen, y de Ferrari, y no fallaron. Ayudado por un invitado inesperado como Esteban Ocon, Lewis Hamilton conseguía la victoria por delante de Verstappen, Raikkonen, Ricciardo y Bottas, que logró mantener a raya a Vettel en las últimas vueltas.

Mercedes se alza así con su quinto título de forma consecutiva y continúa alargando su exitosa etapa dentro de la Era Híbrida de la Fórmula 1, en la que ni Ferrari, ni Renault ni Honda han conseguido hacerle sombra a su propulsor. La marca de la estrella se convierte además en el equipo equipo con más títulos de la historia, por detrás de los 16 de los italiano, los 9 de Williams, los 8 de McLaren y los 7 de Lotus, adelantando así a Red Bull con quien empataba con los cuatro títulos que lograron Vettel y Weber entre 2010 y 2013.

Aún queda una carrera para que finalice la temporada y poco hay ya que decidir por arriba, ya que las tres primeras posiciones están decididas para Mercedes, Ferrari y Red Bull respectivamente. Abu Dhabi si que será el gran premio que marcarán quien es el “campeón de los mortales”, una cuarta posición por la que Renault y Hass son los grandes favoritos, aunque McLaren también con unas opciones posibles en cuanto a matemática pero imposibles dado su rendimiento. Desde el equipo que hacemos PitLane F1, ¡Felicidades Mercedes!