Después de varias carreras en los puntos, Carlos Sainz y Nico Hülkenberg no pudieron sumar puntos en Interlagos. Renault tiene casi asegurada la cuarta posición del Mundial de Constructores.

Carlos Sainz y Nico Hülkenberg, luchando por posición durante la carrera | Foto: Renault

Así se van los pilotos de Brasil

Carlos Sainz y Nico Hülkenberg no tuvieron el ritmo necesario para puntuar en Brasil. Ambos pilotos partieron desde muy atrás con el neumático blando, y a pesar de ganar varias posiciones en las primeras vueltas no pudieron luchar por los puntos. Además, el motor Renault tampoco ayudó a recuperar posiciones. Sainz acabó la carrera en la 12ª posición, y tuvo que perseguir a Pierre Gasly durante gran parte de la carrera. Por otro lado, Hülkenberg abandonó por problemas de sobrecalentamiento en su motor.

Así se va Renault de Brasil

El equipo francés no pudo puntuar por cuarta carrera consecutiva en Brasil. El coche no estuvo para puntuar en ningún momento del fin de semana, el ritmo no fue el adecuado y la floja clasificación de ambos pilotos (ninguno llegó a la Q3) hizo imposible que los de Enstone acabaran entre los diez primeros. Aun así, se marchan de Interlagos con mucha ventaja sobre Haas en el Mundial de Constructores. 24 puntos separan a ambos equipos a solo una carrera para el final de la temporada. Renault tiene casi asegurado acabar como el cuarto equipo en 2018.

Impresiones del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de la Fórmula 1 (traducción propia).

Carlos Sainz

Sabíamos que Brasil sería un fin de semana difícil y al final no fuimos lo suficientemente rápidos para sumar puntos. Pudimos ganar tres posiciones después de otra sólida salida y tuvimos algunas batallas buenas y limpias con Nico (Hülkenberg) y con otros pilotos. Seguimos presionando pero no teníamos el ritmo, por lo que no pudimos avanzar lo suficiente. Quería más, así que trabajemos para ello en Abu Dabi.

Nico Hülkenberg

Fue una pena retirarme de la carrera, pero me llamaron para parar por las excesivas temperaturas del motor. Estas no son saludables para la unidad de potencia, por lo que no valía la pena correr el riesgo. Es decepcionante ya que tenía una estrategia inversa y eso habría significado tener neumáticos más frescos al final de la carrera. Aparte de eso, fue divertido competir con Carlos en un par de ocasiones. Estuvo cerca, pero nos dejamos espacio suficiente. Nos recuperaremos para el final de temporada en Abu Dabi y lo daremos todo.