Un choque entre Max Verstappen y Esteban Ocon cuando el francés iba a desdoblarse dejó a Red Bull sin victoria en Brasil. Pese a ello, dejan Interlagos con 30 puntos tras la buena carrera del holandés y la remontada de Daniel Ricciardo.

El incidente entre Esteban Ocon y Max Verstappen | Foto: Red Bull Content Pool

Así se van los pilotos de Brasil

Max Verstappen: pensábamos que el holandés estaba enfadado tras perder la pole en México, pero aquello no fue nada comparado con lo que sucedió ayer en Brasil. Verstappen lideraba la carrera y tenía la victoria en su mano tras imponer un muy buen ritmo y acertar con la estrategia. Pero entonces apareció Ocon, que intentó desdoblarse y cometió un error de cálculo al pensar que tenía el espacio suficiente para hacerlo. Un error innecesario del francés, que hizo trompear al líder, perdiendo éste la carrera. Al bajarse del coche, el que se equivocó fue Verstappen. Buscó a Ocon y le encontró en la sala de pesaje, llegando a empujarle hasta tres veces. Un acto inaceptable por el que le han caído dos días de servicios comunitarios. A pesar de todo, consiguió terminar la carrera en segunda posición, consiguiendo unos puntos muy valiosos que le acercan a la cuarta plaza en el Mundial. Está a 3 puntos de Bottas y a 17 de Räikkönen. Lo cierto es que, con los 7 puntos más que habría conseguido con la victoria, tendría a tiro terminar tercero en el campeonato, algo impensable teniendo en cuenta el coche que lleva y lo mal que empezó la temporada.

Daniel Ricciardo: al australiano le tocó remontar otra vez tras cambiar el turbo de su monoplaza. Salió undécimo y en cinco vueltas ya cerraba el grupo de los líderes. Tuvo un buen ritmo que le permitió acercarse a la lucha por el podio, dejando grandes batallas con Vettel y Bottas. Pero cuando llegó a Räikkönen, a final de carrera, no pudo adelantarle. Se quedó a las puertas de lo que hubiese sido un merecido podio que se le resiste. Desde Mónaco, sexta carrera del año, no ha vuelto a terminar entre los tres primeros. Y es que la fiabilidad de su monoplaza no le ha dejado subir al podio más que en dos ocasiones este año, ambas con sendas victorias en China y Mónaco. De ahí que se haya quedado descolgado en el campeonato. Es sexto, con 158 puntos, muy lejos de los 234 de su compañero. Por suerte para él, la diferencia entre los tres equipos de arriba y el resto es muy grande, por lo que nunca ha corrido peligro su plaza frente a Nico Hülkenberg, séptimo. A Ricciardo le queda una carrera para despedirse de la que siempre ha sido su casa y marcharse a Renault en 2019.

Así se va Red Bull de Brasil

Contra todo pronóstico, los de Milton Keynes fueron muy competitivos en la carrera de Interlagos. El equipo austriaco pudo plantar cara e incluso superar a Mercedes, claro favorito a la victoria. El buen ritmo no se plasmó con una victoria por el incidente entre Esteban Ocon y Max Verstappen, pero Red Bull debió ganar la carrera de Brasil. Aún así, se llevaron un segundo y cuarto puesto que saben muy bien tras una temporada tan complicada. A la unión Red Bull-Renault solo le queda una carrera, la de Abu Dhabi, antes del estreno con Honda en 2019. En el Mundial ocupan la tercera plaza con 392 puntos, muy lejos de los 553 de Ferrari y los 620 de Mercedes. Renault, cuarto, está a 278 puntos de la marca de la bebida energética, lo que demuestra la tremenda superioridad de los tres primeros equipos este año.

Impresiones del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de Red Bull (traducción propia)

Max Verstappen

“En primer lugar, quiero dar las gracias al equipo. El coche fue increíble durante toda la carrera, incluso con el suelo dañado al final. El set-up, el equilibrio y la estrategia han sido perfectos hoy. Ser tan competitivo en una pista en la que no esperábamos serlo es realmente positivo, y me hace esperar con impaciencia Abu Dhabi. Nos llevamos una segunda posición, que debería haber sido una victoria. Esto demuestra que hoy funcionamos muy bien, más allá de las expectativas. Es una verdadera lástima que no hayamos conseguido la victoria debido al incidente con Ocon. Por supuesto que un doblado puede desdoblarse, pero asumió un riesgo innecesario, especialmente siendo el líder de la carrera. Le sancionaron por causar una colisión, así que creo que eso es suficiente. Al final del día soy un deportista apasionado que quiere ganar, esta situación es frustrante y muestra la emoción que sientes cuando compites al más alto nivel. Ahora es importante quedarnos con los aspectos positivos de la carrera y del resto del fin de semana y continuar así en Abu Dhabi”.

Daniel Ricciardo

“Estoy contento con mi carrera y contento con todos los esfuerzos del equipo, pero un poco decepcionado por no haber podido subir al podio. He alcanzado a Kimi y he podido ver el podio a mi alcance, pero por desgracia no ha sido suficiente. La estrategia fue acertada una vez más, así que no podemos culparnos a nosotros mismos en absoluto. Me divertí y tuve algunas buenas batallas, especialmente con Bottas. Le dije al equipo en la radio que iba a por él y lo hice. La batalla con Seb (Vettel) fue genial, creo que nos tocamos una o dos veces, pero siempre lo he respetado a él y a la forma en la que corre. Hemos tenido algunas batallas en pista antes, y a veces son un poco calientes, pero creo que sabemos cuáles son los límites de cada uno. Es frustrante porque cada vez que tenemos una penalización parece que tenemos un coche rápido. Si hubiéramos salido más delante estoy seguro de que podríamos haber tenido un resultado realmente bueno. Es dulce y amargo, supongo. Lo hicimos bien, pero si hubiera empezado donde me clasifiqué, podríamos haberlo hecho mejor. No se puede pedir mucho más empezando desde el 11º puesto. De todos modos, no me arrepiento de la carrera, hice todo lo que pude y sé que el equipo también, así que es lo que es. Con el ritmo que hemos tenido hoy, soy muy optimista para Abu Dhabi. Siento que es una pista más favorable para nosotros que esta, así que tal vez podamos ir allí y beber champán falso”.

Christian Horner, Jefe de equipo

“Después de tener un ritmo fantástico en la carrera de hoy, es increíblemente decepcionante perder la victoria con Max tras lo que solo puede describirse como una conducción irresponsable de un doblado. Sin embargo, tuvimos un ritmo fenomenal, lo cual demostraron tanto Max como Daniel. Una conducción excepcional y una gran estrategia permitieron a Max ponerse líder después de las paradas en boxes y Daniel progresó rápidamente desde la 11ª posición en la parrilla con algunos adelantamientos extraordinarios, especialmente a Bottas y Vettel. El segundo y cuarto puesto es un buen resultado para el equipo, pero no podemos evitar sentir que nos han robado porque deberíamos haber logrado algo más. Daniel estuvo muy cerca de conseguir el podio y, sin la penalización, quién sabe lo que podría haber conseguido esta tarde. Lo más alentador hoy fue nuestro ritmo y todos en el equipo deben estar orgullosos de su rendimiento y contribución. Felicitaciones a todos en Mercedes. Sabemos cuánto trabajo duro se necesita para ganar el Campeonato de Constructores. Han sido el equipo dominante este año y esperemos poder hacerles pasar un mal rato el año que viene”.