Miguel Fuster, acompañado por Nacho Aviñó, logra su sexta corona en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, la primera con una montura R5.

Han tenido que pasar tres temporadas, pero uno de los pilotos más laureados de la historia del rallye a nivel nacional ha vuelto a lo más alto. Miguel Ángel Fuster y Nacho Aviñó han terminado imponiéndose en una apasionante campaña dentro del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, lo que supone el sexto título absoluto para el alicantino y el segundo como mejor R5 junto a Ford España, contando esta temporada con el respaldo del equipo Llanes Motorsport.

Con un proyecto totalmente renovado, Miguel Fuster regresaba esta temporada al Nacional de Asfalto con su nueva estructura, Fuster Racing, y en busca de llevar a Ford a lo más alto. El piloto alicantino arrancaba esta nueva aventura en el Rali do Cocido, donde ya libró la primera batalla con Iván Ares por la victoria, aunque el gallego terminó llevándose al gato al agua en la primera prueba del calendario. Fuster y Aviñó tuvieron que esperar hasta el Rallye de Sierra Morena para estrenarse en este 2018 en lo más alto del podio, imponiéndose a los tres i20 R5 del equipo Hyundai Motor España. Victoria que repitieron en Ourense, Llanes, Cantabria y La Nucía, logrando una segunda gran mitad del campeonato a pesar del cero en Oviedo.

Cinco victorias que, sumados a los puntos sumados en los Tramos Cronometrados Plus, permitían a la dupla de la Comunidad Valenciana llegar al Rallye Comunidad de Madrid – RACE con todo de cara para alzarse con el título, y no han fallado. Fuster ha conseguido los puntos necesario en la prueba de la capital para arrebatarle la corona a Iván Ares, consiguiendo así su sexto título en el campeonato. El alicantino ha sabido conservar en el Rallye Comunidad de Madrid y, tras una acalorada batalla con Efrén Llarena, cierra el temporada desde el tercer cajón del podio.

De esta forma, Miguel Ángel Fuster sigue estirando su exitoso palmares dentro del Campeonato de España y recorta distancias con Zanini y Puras, que cuentan con ocho coronas cada uno. Aunque lo que si que se ha ganado es el honor de ser el piloto más polivalente, capaz de ganar con coches de las categorías Kit Car, S2000, GT y ahora con el R5. Además el alicantino es el único piloto que ha sido capaz de repetir título en la categoría R5 FIA, con la que ya se alzó en 2014 también a los mandos de un Ford Fiesta, en dicha ocasión del preparador RMC Motorsport. ¡ENHORABUENA CAMPEÓN!