Nani Roma encara la segunda semana del Rally Dakar al frente del apartado 4×4 de Mini y con la única baza española en coches.

Después de cinco días de carrera por las dunas de Perú desde la salida en Lima, más una jornada de descanso, la caravana de la 41ª edición del Rally Dakar regresa a la capital con otras cinco etapas por delante. Una segunda semana en la que Nani Roma y Alex Haro tendrán que luchar contra grandes rivales como Nasser Al-Attiyah o Stephane Peterhansel, que atesoran algunos minutos de ventaja con el piloto catalán.

El de X-Raid está siendo la gran sorpresa y está demostrando que el 4×4 de Mini continúa siendo un modelo competitivo a pesar de la llegada de los buggies. Roma no sólo ha conseguid superar la primera parte del Dakar, si no que lo ha hecho salvando los errores, metiéndose en varias ocasiones entre los cinco más rápidos y dentro del podio, en la tercera posición. Pero ahora llegará la parte más dura, tal y como el propio piloto reconoció a los micrófonos de Televisión Española en la jornada de descanso, donde también ha evaluado su carrera hasta el momento:

“Para mí la estrategia es lo que hemos hecho, no cometer errores, salir por la mañana y no pararse en ningún momento hasta que termine la especial. Hasta ahora nos ha funcionado, aparte de pequeñas cosas que nos han ido pasando, pero creo que hemos hecho unas buenas etapas”.

“Prevemos una segunda semana más difícil y más exigente. Si que es verdad que detrás tenemos, no sólo a Jakub Przygoński, si no a Sebastien Loeb que está llegando muy deprisa. Lo importante es hacer nuestra carrera y salir tranquilos”.

Nani Roma no está sólo en el Mini y los copilotos han sido una parte fundamental en lo que llevamos de rallye. La complejidad del roadbook, que incluso se ha ganado las duras críticas de Walkner, Despres o Daniel Elena, ha convertido a la función del navegante en una parte fundamental, recuperando en cierta medida el espíritu del Dakar y dejando atrás el modelo al sprint, al más puro estilo WRC, de las últimas ediciones. Estas han sido las declaraciones de Roma sobre su copiloto:

“Es muy complicado, hay unos puntos que los validamos a 50 metros y a veces es muy difícil pasar cerca del punto. Alex (Haro) ha hecho un súper trabajo durante la semana, hace dos días encontramos un valle por el que no había pasado ni las motos ni los coches, estábamos solos, y él ya veía que habíamos hecho el día. Intentamos hacer nuestra traza y para mí van a ser decisivos los copilotos la próxima semana”.

La prueba se ha vuelto a poner en marcha con la sexta etapa, que llevará a los participantes desde Arequipa hasta San Juan de Marcona. Un itinerario a la inversa de la tercera etapa, en la que buena parte de los favoritos sufrieron en las dunas, como fue el caso del golpe de Carlos Sainz y Lucas Cruz o una gran sangría de tiempo para Sebastien Loeb y Daniel Elena.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar