Mini se lleva el triplete en la séptima etapa con la victoria de Stephane Peterhansel por delante de Carlos Sainz y Nani Roma, que regresa al podio. El francés ya había ganado la tercera etapa.

Los coches han encarado la recta final de la 41ª edición del Rally Dakar con la séptima etapa, en la que Sebastien Loeb fue el encargado de abrir pista tras su victoria en el día de ayer. Una jornada en la que el francés pronto empezaba a tener problemas y una avería eléctrica en su Peugeot le hacía perder más de media hora en los primero kilómetros de la especial.

Mientras tanto, Nani Roma y Stephane Peterhansel libraron una gran batalla en la primera mitad de la etapa, con el piloto catalán siendo el primero en marcar el ritmo aunque a partir del tercer punto de control iba a ser Peter quien tomaba el control de la etapa con más de tres minutos de ventaja. Por detrás, los Toyota de De Villiers y Al-Attiyah no podía seguir el ritmo de los puntas de Mini y llegando al tercer WP el cataría caía varios puestos perdiendo más de siete minutos con el scratch.

En cuanto al resto de participantes espa√Īoles, Carlos Sainz comenz√≥ el d√≠a muy rezagado aunque poco a poco fue reencontrando el ritmo para colarse entre los diez mejores; mientras que Isidre Esteve se met√≠a en la lucha por entrar en el top veinte y Cristina Guti√©rrez se ten√≠a que conformar con la posici√≥n vig√©simo octava en el WP3.

Conforme avanzaba la etapa, Stephane Peterhansel fue ganando tiempo con sus rivales para terminar llev√°ndose la victoria por delante de sus dos compa√Īeros de marca espa√Īoles: Nani Roma y Carlos Sainz. El piloto del 4×4 se qued√≥ a las puertas de la victoria con cuatro minutos y medio de desventaja y El Matador finalmente pudo reducir la diferencia con el ganador por debajo de los diez minutos. Al-Attiyah y Despres completaron los cinco primeros tiempos, lo que permite al de Toyota seguir al frente de la general con casi media hora de colch√≥n.

Clasificación tras la Etapa 7