Zak Brown, jefe de la escudería británica, ha confirmado que harán oficial el patrocinio de dos nuevas marcas durante el mes de enero. El estadounidense trabaja sin descanso para recuperar la confianza de los sponsors en McLaren aunque reconoce, a su vez, que la actual situación financiera global hace complicado cerrar patrocinios.

McLaren

La falta de resultados unida al fracaso y desconfianza generada por el fallido proyecto de la mano de Honda, provocaron que la histórica escudería inglesa, la cual siempre había contado con el apoyo de marcas con gran renombre internacional, sufriera una pérdida progresiva de patrocinadores hasta competir con un coche totalmente desnudo de sponsors. Una confianza difícil de recuperar y que es de vital importancia para financiar un equipo de Fórmula 1 capaz de competir por el título.

En ello trabaja Zak Brown sin descanso desde su llegada a McLaren a finales de 2016. La decisión de cambiar la Unidad de Potencia de Honda por la de Renault para la temporada 2018, junto a las nuevas estrategias empresariales y la expasión de la marca al mercado norteamericano aportadas por el estadounidense, han permitido al equipo inglés empezar a recuperar parte de la confianza perdída en los años anteriores.

Nuevos patrocinadores en 2019

En 2018, los británicos sumaron cinco nuevos socios entre los que se encuentra la multinacional Coca-Cola con quién las negociaciones se encuentran muy avanzadas para renovar este patrocinio para 2019. Pero este no será el único acuerdo que en McLaren tienen previsto cerrar de cara a la nueva temporada. Según declaraciones recogidas por el portal Crash.net durante la celebración de la feria Autosport International, Zak Brown confirma que se hará oficial el acuerdo con dos nuevas marcas este mismo mes “El año pasado tuvimos la suerte de incorporar a unos cinco nuevos socios, y este mes anunciaremos otros dos al menos que hemos firmado, por lo que estamos haciendo un buen progreso”.

El ex piloto y actual jefe de McLaren también analizó las consecuencias de la actual situación financiera global y la incertidumbre generada por la posible salida de Gran Bretaña de la Unión Europea afirmando que llegar a acuerdos es “tan difícil como nunca ha sido“. “Las empresas están un poco nerviosas de invertir a largo plazo porque no están muy seguras de lo que pueda suceder”. Una situación que desacelera la llegada de nuevos patrocinadores al equipo pero que según Brown no la detendrá.