Iñaki Barredo disputará el Rallye del Bierzo a los mandos de un Renault Clio N5 fabricado por RMC Motorsport con una mecánica menos contaminante.

Eléctricos, híbridos enchufables, pila de hidrógeno… la fabricación de automóviles lleva años en busca de la fórmula secreta que les permita reducir a cero las emisiones contaminantes de los motores de combustión, una tónica que también ha llegado a la competición. De hecho, las carreras se están convirtiendo el gran banco de pruebas para marcas como Mercedes, Renault o Toyota, que a través de la Fórmula 1, la Fórmula E y el Mundial de Resistencia desarrollan dicha tecnología. Y ahora es el turno de los rallyes.

Han sido muchos los rumores acerca de la electrificación del Mundial de Rallyes y de Rallycross, incluso se han realizado pruebas con modelos 100% eléctricos. Pero ninguna de estas ideas se ha llevado a tal efecto y desde España, concretamente de la provincia de León, se están dando pasos en la misma dirección.

Según ha informado el piloto Iñaki Barredo en su perfil de Facebook, los talleres de RMC Motorsport han estado trabajando en una unidad de la categoría N5 ECO. Un Renault Clio en el que el departamento de ingeniería de Roberto Méndez está desarrollando una tecnología menos contaminante que las unidades convencionales y que ya está preparado para su debut. Será el propio Barredo quien se pondrá a los mandos de esta unidad en la apertura del Campeonato de Castilla y León de Rallyes de Asfalto, en el Bierzo:

“Mientras dure la combustión y de la mano de RMC Motorsport vamos a salir al Rallye del Bierzo con una unidad ECO. Se trata de un N5 laboratorio sobre el que RMC Motorsport, con su departamento de ingeniería al frente, lleva trabajando tiempo. Una unidad que dentro de la normativa de combustión, busca dejar la menor huella de contaminación”.

“Cero emisiones y de caminito hacia un híbrido, hasta que la tecnología privada permita un 100% Eco. Un pequeño paso de un equipo privado, y seguro que un gran paso para los rallyes”.

“Sabemos a ciencia cierta que el futuro-presente es ecológico (eléctrico…), sabemos a ciencia cierta que el formato de los rallyes va a cambiar (prefiero pensar esto que no que van a desaparecer), sabemos a ciencia cierta que el coche será más lento, y si de algo estoy seguro es que los responsables de los rallyes en las diferentes federaciones tienen este asunto como prioritario encima de sus mesas”.

“Vamos a ver cómo se inicia este proyecto, donde buscamos, no solo que un coche de carreras deje poca huella contaminante, sino que el equipo, piloto, copiloto, etc, con su día a también den ejemplo”.

En concreto se trata del mismo Clio N5 que formó parte del vídeo promocional que Carlos Sainz, padre e hijo, grabaron en sus instalaciones de Ávila junto a la cadena británica C4 Channel y Renault Sport. Un proyecto que supone un gran paso para el equipo de Roberto Méndez, que se mete de ello en la conquista no sólo del presente si no del futuro del automovilismo.