Pedro y Marcos Burgo regresan a la competición y disputarán el Rally Dakar en 2020 gracias al respaldo de Galimplant Sport.

Al fin se desveló la gran sorpresa que los hermanos Pedro y Marcos Burgo tenían preparada junto a la empresa de implantes dentales Galimplant: el Dakar. La dupla gallega volverá a enfundarse el casco para tomar parte en la prueba de la ASO que en 2020 celebrará su 42ª edición con un recorrido aún por desvelar, aunque todo apunta a que volverán a repetir en suelo latinoamericano.

Han pasado dos años desde que Pedro Burgo decidió poner fin a su relación con el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto tras no conseguir el apoyo de Skoda, lo que le habría permitido continuar con el Fabia R5. Un adiós a las carreras que no ha sido definitivo ya que ha realizado alguna intervención en las Islas Canarias con Auto-Laca, aunque desde hace unos días las redes sociales del piloto gallego volvían a la acción con un nuevo proyecto.

Día a día, Burgo fue dejando pistas sobre su regreso a la competición gracias a Galimplant Sport, el nuevo departamento de competición de la empresa dental. Unos planes que hoy han sido desvelados con un cambio drástrico en la carrera de Pedro y Marcos, que se adentrarán en los raid para disputar el Rally Dakar 2020:

El asfalto ha sido el terreno en el que la dupla gallega ha desarrollado gran parte de su carrera deportiva, pero la tierra no es nuevo para ellos y ya en 2006 disputaron el Rallye de Tierra de Ourense, puntuable para el Campeonato de España. Aunque el Dakar será un reto completamente diferente tanto para Pedro, acostumbrado a realizar carreras al sprint, como para Marcos, que tendrá que enfrentarse a la navegación.

Por el momento el equipo no ha confirmado cual será su montura, que podría pasar por unos SxS en los que este año ya vimos debutar a Dani Solá, ni la preparación que realizarán para enfrentarse a la prueba organizada por la ASO.