La empresa de Roberto Méndez superará la decena de variantes N5 con la fabricación de un Toyota Yaris y un nuevo Volkswagen Polo GTi.

La llegada de la categoría N5 a España supuso un gran cambio en los campeonatos de nacionales y regionales, sumando un buen puñado de títulos como los conseguidos por Joan Vinyes y Javier Pardo con unidades de ARVilda Racing o los de Cohete Suárez, Fernando Compairé y Raúl Morena con RMC Motorsport. Y es precisamente el preparador de León quien más partido está sacando a esta categoría, para la que contará con interesantes novedades próximamente.

La posibilidad de convertir casi cualquier coche a la categoría N5 la ha hecho muy atractiva, pero esta historia tiene un principio: el Peugeot 208. El modelo francés, fabricado por Baratec en Argentina, se convirtió en la mula de RMC Motorsport durante los primeros meses hasta que la “fabrica” de Méndez se puso en marcha. Fiesta, DS3, Clio… poco a poco la lista de modelos comenzó a crecer y al término de la temporada 2018 los siguientes siete modelos ya habían tenido su primera toma de contacto con la competición:

  • Ford Fiesta
  • Citroën DS3
  • Peugeot 208
  • Peugeot 308
  • Renault Clio
  • Kia Río
  • Volkswagen Polo (3P)

Durante los últimos meses los mecánicos de Roberto Méndez no han cesado su actividad en los talleres de Caboalles de Abajo y hace sólo unos días presentaron las primeras imágenes de un nuevo Citroën C3 N5, siguiendo las líneas del modelo R5, y del proceso de fabricación de un Nissan Micra, a través de una carrocería fabricada por Dytko Sport en Polonia.

Además esta semana el empresario leonés ha confirmado que está preparando dos coches más. Méndez fue uno de los entrevistados en Radio Marca Asturias, donde desveló que próximamente contará con un nuevo Toyota Yaris, con carrocería también de Dytko, y la primera actualización de uno de sus modelos, fabricando un nuevo Volkswagen Polo con la misma carrocería que el R5, pasando de tres a cinco puertas.

De esta forma, RMC Motorsport contará con once modelos diferentes dentro de su catálogo N5, en la que ya habría fabricado más de una treintena de unidades. Un gran negocio para el equipo, que ya se expande por toda la geografía española e incluso fija sus miras en el país vecino con interés en llevar a Portugal la Copa N5, que en 2019 celebrará su segunda edición.