El piloto canario ha tomado una decisión y en 2019 disputará la Copa N5 de RMC Motorsport y el Nacional de Tierra con un Citroën DS3.

¿R5 o N5? A pesar de que desde RMC Motorsport ya habían confirmado la participación de Juan Carlos Quintana en la Copa N5, lo cierto es que el piloto canario tenía dudas y el Bierzo ha dado solución a la pregunta. El campeón de la Mitsubishi Evo Cup finalmente mantendrá sus planes iniciales y dará el paso intermedio, optarando por la copa del preparador leonés, con un Citroën.

Quintana y Mujica, junto al resto del equipo, llegaban a Ponferrada el pasado jueves con el objetivo de realizar varios test con RMC Motorsport, probando un Ford Fiesta R5 y un Citroën DS3 N5. Además, para complementar el test, el equipo rodó durante la noche del viernes y toda la jornada del sábado en el Rallye del Bierzo con el DS3 N5 para hacer kilómetros con el coche. Aunque la carrera organizada por el Team Repauto pronto dejó de ser un test gracias a la rápida adaptación de la dupla canaria, que ya desde los primeros tramos estuvo peleando dentro del top cinco.

Quintana logró una meritoria cuarta posición, por detrás de Meira, Díaz y Macías, que le ha servido para tomar una decisión sobre su temporada: el N5. Tras siete temporada pilotando unidades de Mitsubishi, el piloto canario se pondrá a los mandos de un Citroën DS3 N5 para disputar el Nacional de Tierra y las pruebas de asfalto de la Copa N5 de RMC, peleando así por el título en el nuevo Supercampeonato de España de Rallyes. Estas eran las impresiones del equipo al término de la prueba:

"Nosotros veníamos a Ponferrada con ganas de probar y testar los coches de RMC Motorsport para decidir nuestro programa deportivo para esta temporada. Sorprendentemente, regresamos a casa con una cuarta posición en este rallye y sobre todo con muy buenas sensaciones. Creo que hemos aprendido mucho y sobre todo nos vamos con los deberes hechos y con la idea clara de correr el Supercampeonato y el Campeonato de España de Tierra con el Citroën DS3 N5".

"Nos vamos con muy buen sabor de boca y con la sensación de haber tomado una buena decisión. El equipo RMC Motorsport tiene una gran valía técnica y creo que hemos conectado con todos ellos desde el primer minuto".

El Bierzo supuso una gran prueba para Juan Carlos Quintana, sin embargo aún falta trabajo que hacer y el equipo ya vislumbra su futuro a corto plazo. Próximamente realizarán varias jornadas de test con el DS3 N5 en la tierra, terreno en el que aún no ha podido probarlo, para llegar preparados al Rallye Tierras Altas de Lorca, primera cita de la temporada:

"Ahora queremos testar el coche sobre tierra y en ese tipo de firmes creo que vamos a ir mucho más cómodos y con más confianza porque acumulamos mucha experiencia sobre la tierra, pero la verdad es que hoy regresamos a Canarias con muy buenas impresiones por lo que hemos podido conseguir en pocas horas y sobre un asfalto muy complicado".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar