Ya está el Haas presentado. Y en los próximos días asistiremos a más presentaciones de los monoplazas de los F1 del 2019. Mañana, de hecho, veremos el nuevo Williams y el nuevo Toro Rosso. De hecho, puede que solo veamos su nueva decoración.

Porque, no nos engañemos, estas presentaciones sirven, principalmente, para que las escuderías nos enseñen sus nuevos patrocinadores. O la ausencia de ellos, en algún caso. Los monoplazas que veremos en las próximas semanas no serán los que se presenten el primer día de entrenamientos en Barcelona.

Eso sí, pese a que son presentaciones simbólicas prácticamente, veremos sesudos análisis en los medios sobre los cambios introducidos en los monoplazas. Y no, no los verás firmados por ingenieros del paddock. No, irán firmados por periodistas. Algunos, con conocimientos técnicos, no te lo voy a negar. Pero eso, periodistas.

No es mi objetivo desprestigiar a los periodistas. Además, no soy partidario de esa teoría de algunos que dice que para trabajar de algo hay que tener un diplomita que te acredite para hacer ese trabajo. Pero claro, hay trabajos y trabajos. Y meterte a ingeniero aerodinámico especializado en monoplazas de Fórmula 1 sin unos conocimientos amplios, y actualizados, me parece arriesgado. Arriesgado, o de tenerla de mármol. Cómo se suele decir, zapatero a tus zapatos.

Por cierto, en todos, o casi todos, de estos análisis verás conclusiones sobre lo bueno o no que son los monoplazas. ¡Y todo por unas fotos! ¡O incluso con unos modelos en 3D generados por ordenador! Vamos, que a alguno lo dejan ir a mirar los monoplazas de cerca y te saben decir con exactitud cómo va a terminar la tabla del Mundial de Constructores a final de temporada. A decir verdad, para algunos sería el paso lógico, ya que tras haber aconsejado a los mejores pilotos del mundo como deben competir, en invierno le dicen a los mejores ingenieros del mundo cómo deben hacer su trabajo.

Vale, alguno habrá que sepa de lo que habla. Alguno habrá que simplemente se limite a hacer un análisis objetivo del monoplaza, con ciertos conocimiento. Alguno habrá. Pero como también habrá algún médico que escriba bien. Los habrá, pero es complicado encontrarlos.

Mi consejo, no te creas nada de lo que veas estas semanas en prensa. Espera a Montmeló. El trazado catalán no miente, y tras los entrenamientos allí ya sabremos, más o menos, dónde está cada uno de cara a Australia. Y, de todas formas, alguna sorpresa nos llevaremos. Así que, cuidado con los entendidos en las semanas que vienen.