El piloto holandés de Red Bull, ante su primer año con Honda como motorista, cree que luchará por el título del mundo contra Leclerc y su Ferrari en un futuro no muy lejano.

Max Verstappen, piloto de Red Bull Honda, ha concedido unas palabras al diario La Gazzetta dello Sport con motivo de las inminentes pruebas de pretemporada. Con el campeonato cada vez más cerca de arrancar, los pilotos comienzan a tener cada vez más actos en los que nos desgranan sus impresiones. Y, siendo un medio italiano, el holandés fue preguntado por el joven Charles Leclerc, que este año (recordemos, tan sólo su segundo en F1), pilotará junto a Sebastian Vettel un Ferrari. Verstappen considera al monegasco un piloto de muy alta calidad que, si cuenta con el arma correcta, su juventud no le impedirá ser campeonato del mundo: “Si (yo) hubiera tenido un coche competitivo en mi primer año, habría podido competir por el título. La edad no es muy importante si tienes un buen coche. Leclerc puede ganar el Mundial. Depende de su coche y del equipo. Si es lo bastante bueno, tiene una oportunidad” .

Y es que, como es habitual, Max Verstappen no tiene reparos en pronosticar que él estará dentro de la futura generación de grandes pilotos y, sitúa en ese mismo podio, al propio Leclerc. El holandés se atreve a decir que, al igual que en los últimos años Lewis Hamilton y Sebastian Vettel son quienes están disputándose el título, en breve será él contra el de Maranello: “Me imagino que seremos como Hamilton Vettel en el futuro, porque en algún momento la vieja generación desaparecerá” comenta refiriéndose a los vigentes candidatos al trono y, sentenciando, que cuando Red Bull y Honda consigan una buena asociación, él va a ser imparable.