Toro Rosso deja atrás la temporada 2017  de F1. Ha sido una temporada difícil, con continuos problemas de fiabilidad que han lastrado su actuación en una gran cantidad de carreras este año. A eso hay que añadir las variaciones en sus filas, con muchos cambios en los pilotos que han estado al mando de su monoplaza, y las tensiones con Renault, su proveedor de motores. 

La pretemporada de Toro Rosso

La pretemporada comenzaba con el reencuentro de Toro Rosso con Renault, después de una temporada 2016 de la mano de motores Ferrari con especificaciones de 2015. La marca francesa, que ya fue su proveedor durante 2014 y 2015, lo volvería a ser durante 2017. Carlos Sainz y Daniil Kvyat continuarían siendo los pilotos oficiales durante esta temporada.

La temporada de Toro Rosso

En los test de pretemporada ya hubo problemas de fiabilidad con el motor Renault, lo que sería un mal presagio de lo que ocurriría en varias carreras de este año.

Aun así, la temporada empezaba de forma optimista para los de Faenza. Estaban convencidos de que estaban avanzando en términos de fiabilidad. En la primera carrera en Australia, Toro Rosso consiguió meterse en la Q3 y sus pilotos terminaron con un aceptable octavo y noveno puesto de Sainz y Kvyat, respectivamente. En las dos carreras siguientes tuvieron que soportar sendas retiradas de uno de los pilotos en cada una debido a diferentes fallos mecánicos que los lastraron durante el transcurso de los GPs. En las tres carreras siguientes, Rusia, España y Mónaco, fueron más o menos regulares, consiguiendo puestos comprendidos entre el sexto y el decimocuarto, pero en Canadá comenzó el rosario de abandonos: en ese GP ambos coches se quedaron sin cruzar la bandera a cuadros, y de ahí en adelante al menos uno de los dos monoplazas abandonaría casi en cada carrera o comenzaría desde las últimas posiciones debido a sanciones en parrilla.

En medio de todo esto, Toro Rosso empezó con el baile de pilotos en su alineación. Primero, decidió dejar de contar con Daniil Kvyat desde el GP de Malasia, carrera donde empezaría a sustituirlo Pierre Gasly. Después, Carlos Sainz acabaría su etapa con Toro Rosso firmando desde ese momento con su nueva casa: Renault. Así que en el GP de EEUU volverían a llamar a Kvyat para sustituir al piloto español. En ese mismo GP, se daba la casualidad de que Gasly estaría ausente por su compromiso de correr en la Super Fórmula Japonesa, por lo que el nuevo piloto Brendon Hartley sustituiría al francés. En las tres carreras siguientes, Toro Rosso decide quedarse definitivamente con Gasly y Hartley, contando con ellos también para la temporada 2018.

En definitiva, la temporada ha sido sumamente irregular para Toro Rosso, perdiendo el sexto puesto en el Mundial de Constructores en favor de Renault y teniéndose que conformar con el séptimo y 53 puntos.

La anécdota de 2017

Toro Rosso nos ha brindado un curioso dato en esta temporada 2017, pues ha tenido cuatro pilotos diferentes en esta campaña, y lo que es más interesante, ha tenido dos parejas de pilotos completamente distintas en dos carreras consecutivas: Sainz y Gasly en Japón, y Kvyat y Hartley en USA. Es la primera vez que esto ocurre desde 1994.

Los conflictos de Toro Rosso

Renault ha tenido una relación especialmente conflictiva con Toro Rosso este año. El proveedor de motores francés decía que no podía ser coincidencia que de todos los equipos a los que dispensaban motores, Toro Rosso era el que más averías y problemas concentraba, insinuando e incluso diciendo abiertamente que era Toro Rosso quien no usaba adecuadamente sus motores, situación que provocó una discusión de Cyril Abiteboul y Helmut Marko en pleno paddock y un posterior comunicado publicado por Toro Rosso negando que el problema fuera su monoplaza.

El futuro de Toro Rosso

En septiembre, Toro Rosso hizo oficial que Honda sería su futuro proveedor de motores para 2018, dejando atrás su turbulenta relación con Renault. También anunció su nueva y joven alineación de pilotos, que con la sangre nueva Gasley y Hartley intentarán domar el nuevo motor y traer mejores tiempos a este equipo.