Ott Tanak y el equipo Toyota Gazoo Racing se encuentran en las montañas francesas probando de cara al MonteCarlo de 2018.

No ha pasado ni un mes desde que los cuatro equipos del Campeonato del Mundo de Rallyes cerraron la temporada 2017 en tierras australianas, pero todos ya tenían la mente puesta en el año que viene. Una temporada de cambio de cromos y Ott Tanak está siendo de los primeros en probar su nueva montura, en una jornada de test con el Rallye de MonteCarlo como objetivo.

El piloto estonio, ya desvinculado de M-Sport, está disputando su primera jornada de test con la marca japonesa, estrenándose así a los mandos del Yaris WRC. Tanak se ha desplazado al suroeste de Francia hasta el Col de Perty, a menos de 80 kilómetros de la sede el Rallye de MonteCarlo (Gap) que abrirá la próxima temporada a finales de enero, para probar por primera vez el coche con el que competirá la próxima temporada. Unos test que se están celebrando en condiciones de hielo y nieve muy similares a las que tendremos en la cita inaugural de 2018, en la que ya dejó grandes sensaciones este año con el Ford Fiesta del equipo de Cumbria.

Toyota ha podido volver a probar así el nuevo kit aerodinámico, compuesto por cambios sobre todo en la parte delantera. El Yaris que ha pilotado Ott Tanak contaba con la nueva calandra más grandes; unos mayores deflectores a los lados de la defensa, con los que buscan una mayor eficiencia junto a los pasos de rueda; o la introducción de unos direccionadores delante de los espejos, para minimizar el daño aerodinámico de las carcasas de los espejos. Mientras que la parte trasera es más similar al kit utilizado por el equipo esta temporada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar