M-Sport ha confirmado que los visitantes en las instalaciones de Polonia pudieron probar el Fiesta R2T y da los primeros nombres de los posibles participantes.

La semana pasada catorce jóvenes promesas de los rallyes se desplazaron hasta las instalaciones de M-Sport en Polonia para conocer de cerca el Ford Fiesta R2T con el que se disputará el Junior WRC en 2018. Una visita de la que no se habían conocido los nombre de los pilotos hasta la jornada de hoy, en la que la empresa de Cumbria ha mostrado imágenes de estas jóvenes que sueñan con lo más alto del Mundial de Rallyes probando el coche con Elfyn Evans como maestro de ceremonias. Gracias a un vídeo publicado por el equipo en sus redes sociales podemos ver como la mayoría de aspirantes procedían de Europa, aunque hasta Cracovia también se desplazaron desde Oriente Medio o incluso desde Nueva Zelanda.

Entre los interesados por correr el apartado Junior en 2018 encontramos a un viejo conocido como el sueco Denis Rådström, que debutó esta temporada en el JWRC con dos presencias en el podio y quedando a las puertas de la victoria en Polonia. Procedente también del norte de Europa, aunque en este caso desde Finlandia, nos encontramos a Jani Luhtaniemi, quien lleva cuatro temporadas compitiendo en su país con los Toyota Yaris y con los Ford Fiesta R2 dentro de la Fiesta Sport Trophy. Desde Irlanda, Callum Devine fue otro de los que visitó las instalaciones de M-Sport, siendo uno de los pilotos más experimentados con los modelos R2 e incluso participando dentro del ERC con un Adam en 2016 y debutando en el WRC 2 con un Fiesta en Gales esta temporada. Y también desde las Islas Británicas nos encontramos al inglés Josh McErlean, ganador de a Junior en Gran Bretaña de 2016 con un Peugeot 106 y noveno en el Great Britain Junior de 2017. McErlean debutó este año con un Fiesta R2T en el Nicky Grist Stages 100, aunque un accidente le privó de terminar la prueba.

Mientras que de Nueva Zelanda nos encontramos a David Holder, ganador este año en su país con un AP4, y desde Líbano a Rodolphe Asmar, que ya sabe lo que es pilotar modelos de gran cilindrada como los Evo X de Mitsubishi o los R5 de Ford y Skoda. Lamentablemente, no hubo representación española en esta primera toma de contacto con el Junior WRC de 2018.

M-Sport no sólo les enseñó en funcionamiento de los Ford Fiesta R2T en la teoría, visitando la fábrica y dándoles más detalles sobre su mecánica, sino que se llevó a los aspirantes a un pista. Con la lluvia como testigo y Elfyn Evans haciendo de piloto y copiloto, los 14 pilotos tuvieron la oportunidad de probar el coche con el que alguno de ellos correrá en 2018 a lo largo y ancho de Europa para ganar el Fiesta R5 y un lote de neumáticos Pirelli.