Sordo y del Barrio han vuelto a formar parte dentro del Mundial de Rallyes en la primera jornada de test del cántabro de cara a la temporada 2018.

Después de que Andreas Mikkelsen iniciara los test de Hyundai Motorsport en la jornada de ayer, Carlos del Barrio se ha subido por primera vez el i20 Coupé WRC junto a Dani Sordo. La pareja cántabra ha vuelto a compartir un coche de la máxima categoría después de tres temporada, después de cerrar el año 2013 con el Citroën DS3 WRC del equipo oficial en el Rally de Gales, con la séptima posición.

Las pruebas se han vuelto a celebrar en el sur de Francia, en Los Alpes, y la marca Hyundai ha introducido algunas novedades en la carrocería del i20. El equipo de Alzenau se ha centrado en las nuevas tomas de aire en los pasos de rueda, siendo más grandes los delanteros y traseros e incorporando una nueva salida en la parte baja tras el eje trasero. Además de unos nuevos espejos, buscando un mayor beneficio aerodinámico. Lo que no ha cambiado es el terreno sobre el que se han realizado estos test y la dupla Sordo-Del Barrio se ha enfrentado a un asfalto bastante seco, pero con algunas zonas húmedas y zonas con mucha suciedad, a pesar del trabajo de Mikkelsen en el día de ayer.

Además la marca ha mostrado las imágenes de Carlos del Barrio en las instalaciones de Alemania, donde le han hecho el molde para su asiento. El también copiloto de Surhayen Pernía regresará al Mundial de Rallyes después de tres temporada en el Nacional de Asfalto con el también piloto de Hyundai desde este año, y realizando pequeñas intervenciones en el Nacional de Tierra o el Regional Canario. Del Barrio contará con un programa parcial, al igual que Dani, y veremos si mantiene su puesto dentro del Nacional de Asfalto o si centra su trabajo en el WRC, como ya hizo en las temporadas del cántabro en Mini y su último año en Citroën Racing.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar