La Real Federación Española de Automovilismo ha preparado un concurso para encontrar un preparador que haga posible la participación del Team Spain en el ERC. 

El Rallye Comunidad de Madrid coronó a Efrén Llarena como ganador de la primera edición de la Beka R2 Junior, promovida por la Real Federación Española de Automovilismo, pero su participación en el Campeonato de Europa de Rallyes aún está en el aire. El estamento presidido por Manuel Aviñó aún no dispone de un equipo y un coche para que Llarena pueda correr en 2018 en el certamen continental y ha convocado un concurso para encontrar a ese socio que permita completar la beca.

La Federación convocó la primera edición de la BkR2 Junior con la temporada ya comenzada y aún con flecos sueltos, aunque en estos momentos se enfrentan a la mayor problemática. Por el momento aún no cuentan con un preparador y Aviñó quiere asegurarse de sea una empresa que tenga experiencia fuera de España, exigiendo al menos dos años en competición en el extranjero demostrables, y solvencia económica. Además no valdrá cualquier coche y deberán contar con un Peugeot 208 VTi R2 nuevo y que sea exclusivo para Efrén Llarena, es decir que no podrán alquilarlo a otro piloto para competir cuando no se celebren pruebas del Campeonato Europeo. Unos requisitos que reducen las posibilidades y dejan como favoritos a grandes empresas como RMC Motorsport o ARVidal, siendo los gallegos quienes cuentan con más experiencia con el modelo de Peugeot.

Pero, ¿qué servicios deberán cumplir los candidatos? Además de tener el coche, tendrán que desplazarlo a las pruebas, encargarse del mantenimiento previo, durante los rallyes y después, llevar piezas de recambio, tener un equipo de mecánicos con experiencia o encargarse de la organización, planificación y logística en cada una de las seis citas de componen el calendario Junior, aunque sólo tres están garantizadas. Además tendrán que organizar los desplazamientos, también de piloto y copiloto, contar con un servicio de catering, rotular el vehículo, encargarse de la compra de los neumáticos (sin tener que correr con el coste de los mismos) e inscribir al equipo en las pruebas, shakedowns, jornadas de test y todos los eventos que rodean a cada una de las citas europeas.

El Campeonato de Europa de Rallyes dará comienzo con el Azores Airline Rally del 22 al 24 de marzo. Después de Portugal, los coches viajarán hasta las Islas Canarias en el mes de mayo e Italia, con el Rally Di Roma Capitale en Julio, supone la tercera cita de la temporada para los Junior, pruebas en las que estará el ganador de la Beka R2 Junior. A partir de ahí, la República Checa, Polonia y Letonia suponen la recta fina del Junior ERC, y por tanto las tres pruebas que dependerán de los resultados cosechados por Llarena y Fernández. Un calendario mixto con tres pruebas de asfalto y tres de tierra, siendo la segunda puntuable también para el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, lo que permitiría a un equipo del nacional minimizar los gastos si cuenta con clientes para dicha prueba, como sería ARVidal con Suzuki y Javier Pardo.

Cumpliendo todos estos requisitos, los preparadores deberán enviar un dosier a la Federación especificando cual sería el coste total de la temporada y el precio específico de cada rallye, que será diferente en función de los costes de desplazamiento o el tipo de terreno. Además exigen que el cálculo se realice para los seis rallyes, aunque sólo se han garantizado tres y la idea de la Federación es acudir a cuatro, prolongable hasta un máximo de seis.