El piloto portugués Paulo Gonçalves ha sufrido una caída entrenando y es duda para el Rally Dakar 2018, donde correría con Honda.

Duro varapalo para el equipo Honda en la próxima edición del Rally Dakar, en la que podrían contar con un piloto menos dentro de su alineación oficial. El portugués Paulo Gonçalves ha sufrido una caída entrenando, lo que ha provocado una lesión en un hombro y en la rodilla, pudiendo acabar así con las aspiraciones de victoria en 2018 y tan ansiado destronamiento de los austriacos de KTM en la categoría de motos.

Con Joan Barreda sin estar recuperado físicamente al cien por cien y con Kevin Benavides como gran punta de lanza de Honda, la marca japonesa podría perder un duro combatiente como Paulo Gonçalves. Medios portugueses informan de una caída del piloto de Honda en las inmediaciones de Sao Bartolomeu de Messines. Un accidente que habría producido una rotura de ligamentos en una rodilla y una luxación en el hombro. Lesiones que se suman a las ya arrastradas del Rally de Marruecos, última cita del Mundial Cross-Country y donde una caída le provocó una fisura en la mano derecha. Aunque el equipo ha confirmado que el piloto portugués viajará a Lima junto al resto de la formación oficial.

A la espera de conocer más datos sobre el estado de Gonçalves, los pilotos de KTM Sam Sunderland y Matthias Walkner se posicionan como los grandes favoritos para alzarse con la victoria en América Latina, frente al español Gerard Farres, de Himoinsa; el francés de Yamaha, Adrien Van Beveren; los oficial de Honda, Kevin Benavides y Joan Barreda; o el chileno Pablo Quintanilla, de nuevo con Husqvarna.