Peugeot busca terminar su etapa en el Rally Dakar con una nueva victoria frente a Toyota y Mini, que intentarán terminar con el dominio de la marca francesa.

Un total de 110 vehículos se darán cita en las pistas y dunas de América Latina para disputar la 40ª edición del Rally Dakar, la última de Peugeot Sport. La marca del león se las tendrá que ver con los Mini de X-Raid y los Toyota de Overdrive, que lucharán por acabar con el dominio de los franceses. Cristina Gutiérrez regresa con Mitsubishi y un proyecto renovado, con el objetivo de entrar entre los 20 mejores en el apartado de coches; mientras que Isidre Esteve volverá a demostrar que una minusvalía no es excusa para no luchar por los sueños.

Stéphane Peterhansel y Jean Paul Cottret abren la lista de participantes con el Peugeot 3008 DKR Maxi, modelo con el que también estarán presentes los franceses Sebastien Loeb, que además del Dakar disputará tres pruebas del WRC con Citroën Racing, y Cyril Despres. Carlos Sainz, acompañado de Lucas Cruz, serán los únicos españoles dentro del equipo oficial Peugeot, luchando por recuperar una victoria que no consigue desde que en 2010 llevara a lo más alto el Touareg de Volkswagen Motorsport. La única unidad privada del 3008 estará en manos de Al-Qassimi, dentro de la estructura PH Sport y con el apoyo de Abu Dhabi Racing.

Toyota es otros de los que luchará por la victoria con las incombustibles Hilux 4x4. Después de una buen año dentro del Mundial de Rallyes y el Mundial de Resistencia, Toyota Gazoo Racing pondrá en competición a Nasser Al-Attiyah y Giniel De Villiers como puntas de lanza del proyecto. Aunque no serán los únicos pilotos oficiales y la marca japonesa dará respaldo al holandés Bernhard ten Brinke; mientras que dentro del equipo Overdrive estarán presentes el francés Ronan Chabot y el argentino Lucio Álvarez.

Mini será la tercera marca que contará con un equipo oficial en el Dakar con un ambicioso proyecto que cuenta con modelos 4x4 y buggies, luchando así tanto con los 3008 de Peugeot como las Hilux V8 de Toyota. El español Nani Roma y el argentino Orlando Terranova serán los primeros pilotos de Mini a los mandos del Cooper Works Rally, modelo de tracción total con el que también participarán Jakub Przygonski y Boris Garafulic. Pero la formación alemana estrenará un nuevo coche de dos ruedas motrices en este Dakar, el Cooper Works Buggy, con el ex-piloto del Mundial de Rallyes Mikko Hirvonen al frente de este nuevo proyecto. Además los pilotos Bryce Menzies Yazeed Al-Rajhi completarán la alineación oficial.

Pero no serán las únicas marcas presentes en este Rally Dakar. Renault Argentina no fallará a la cita y alineará el Duster de Emiliano Espataro, Martin Prokop y su equipo MP-Sport también acudirán al sur de América con el F150 Evo respaldado por la filial de Ford en la República Checa y SsangYong España, que ha creado un equipo oficial con la dupla española formada por Oscar Fuertes y Diego Vallejo, pondrá en competición el Tivoli que han desarrollado dentro del Campeonato de España de Rallyes Todoterreno. Aunque si hay una filial española que ha echado el resto en este Dakar esos han sido Mitsubishi, que ha renovado el proyecto de Cristina Gutiérrez creando un nuevo Montero con la empresa DKR Raid Service.

Con unidades 100% privadas encontramos modelos de Mercedes, de Volvo, de Mitsubishi, de BMW, de Opel, un Jeep en manos de Jesús Calleja o incluso buggier, como el del francés Roger Audas o los mediáticos hermanos Coronel. Destaca también la participación del catalán Isidre Esteve, que se enfrentará a la prueba más dura del mundo con un Springbok MD montado en una carrocería de BMW y adaptado debido a su minusvalía. ¡Mucha suerte!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar