Vallejo Racing finalmente se ha deshecho de su Citroën DS3 R5, el cual llegó a su equipo a principios del año pasado y que ahora pasa a las manos del andaluz José Antonio García.

 

Si hace unos días eran Pedro y Marcos Burgo quienes vendían su unidad R5, ahora se ha confirmado una nueva salida de tierras gallegas, en este caso de las instalaciones de los hermanos Burgo. La dupla de Meira ha conseguido deshacerse de su Citroën DS3, con el que disputaron varias citas del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto el año pasado, y que ahora pone rumbo a Andalucía para luchar por el regional en manos del piloto José Antonio García.

Con un total de cinco pruebas en el Nacional de Asfalto, con la segunda posición de Víctor Senra en Ferrol con mejor resultado, y una participación en el Regional con los hermanos Vallejo en el Rally de San Froilán, donde fueron quintos, el Citroën DS3 R5 cambia Galicia por el sur de España. José Antonio García ha adquirido esta unidad a Vallejo Racing, quienes lo habían puesto en venta a finales del pasado año por más de 200.000 euros, un precio por el que también se incluía la parrilla de faros de xenón y 24 llantas, para disputar el Campeonato de Andalucía de Rallyes. García no tardará en estrenarse con este Citroën, que tomará la salida del Rallye Costa de Almería este fin de semana, prueba puntuable para la Copa de España de Escuderías y pre-inscripción para el Nacional de Asfalto.

De esta forma los Vallejo se desvinculan de la marca de los chevrones y se centran en su gran proyecto para esta temporada: el Nacional de Tierra con el Porsche. Aunque Sergio se mantendrán en la órbita del Grupo PSA, ya que será el director de la nueva Peugeot Rally Cup Iberia que dará comienzo el próximo mes con el Rally de Portugal.