Javier Pardo dará el salto a la nueva versión del Suzuki Swift, de la categoría N5, en el Rally Islas Canarias tras no poder debutar con este nuevo coche en Córdoba, como si hizo Joan Vinyes. Mantendrá la versión antigua en la tierra.

ARVidal y Suzuki Ibérica finalmente podrán contar con la segunda unidad del Swift Sport R+ de la categoría N5 en la tercera prueba de la temporada del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. La filial de la marca japonesa completará así la evolución de su apuesta por el certamen nacional, después de que Joan Vinyes estrenara el nuevo coche en el Rallye de Sierra Morena. Javier Pardo tendrá en frente, además de a su compañero de equipo, a los Ford Fiesta de Avella y Romero en la categoría N5.

Contando con el dorsal número 63, Javier Pardo y Adrián Pérez debutarán en el Rallye Islas Canarias, puntuable para el Campeonato de Europa de Rallyes y el Nacional de Asfalto, participarán por primera vez con el Suzuki Swift Sport R+, la evolución del modelo empleado la pasada temporada por el equipo Suzuki-Repsol. El gallego dará así el paso a la nueva versión, como ya hiciera Vinyes en el pasado Sierra Morena, con un coche más dócil gracias a un chasis con una mayor batalla, tal y como nos reconoció el andorrano.

Un cambio que por el momento no se reproducirá en la tierra, superficie en la que Javier Pardo está disputando el Campeonato de España. La dupla gallega seguirá contando con la unidad del Swift R+ estrenada por Joan Vinyes en el Rali do Cocido de 2017 y completó toda la temporada. De forma que ARVidal seguirá contando con otro Swift al que se podría subir Santi Cañizares en alguna cita del Nacional de Asfalto, como hizo en temporadas anteriores con el S1600, o un piloto privado.