El alemán ha sido el más rápido en la sesión clasificatoria celebrada en Bakú, mejorando los registros de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas. Un pequeño error de Kimi Räikkönen en el último instante le alejó de la ‘pole’. Carlos Sainz, que clasificó en el décimo puesto, arrancará noveno por la sanción de Nico Hülkenberg. Fernando Alonso partirá desde el duodécimo lugar.

Q1

Las calles de Bakú dictaron la primera sentencia del Gran Premio de Azerbaiyán. La cuarta clasificación de la temporada ha vuelto a reflejar la amplia igualdad en la zona media y alta del grupo. Sebastian Vettel no falló y firmó la pole, la número 53 de su trayectoria en la Fórmula Uno. La sesión de clasificación arrancó bajo un cielo nublado y un viento que hacía dudar a los pilotos en cada punto de frenado. Poco tardamos en conocer el primer eliminado de la jornada: Romain Grosjean. El de Haas se quedó en fuera de juego después de irse largo en una de las frenadas. El francés, aunque quiso continuar en pista, fue víctima de un problema mecánico que le dejó fuera de combate. Mientras tanto, los pilotos fueron marcando los primeros tiempos de vuelta para superar el primer corte de eliminación. Los Force India volvieron a demostrar un buen estado de forma en Bakú, dejandose ver en las posiciones más altas. Esteban Ocon, incluso, pudo dejarse ver con tiempos muy similares a los de los Ferrari. Fernando Alonso fue de los últimos en marcar su primer registro. Ya en su primer intento logró meterse entre los diez primeros. Quien no corrió la misma fortuna fue Stoffel Vandoorne. El belga fue otro de los eliminados de la Q1. El MCL33 sigue siendo un monoplaza lento los sábados. La cara más amable de la Q1 fue la de Charles Leclerc, que puso todo de su parte para estar en Q2. En el otro lado de la moneda, los Toro Rosso. Eliminados en Q1, a punto estuvieron de chocarse entre ellos cuando Brendon Hartley rodaba muy lento en mitad del trazado. Pierre Gasly, que buscaba los límites de la pista, demostró unos reflejos de acero esquivando a su compañero de equipo a escasos metros de su alerón trasero. Una imagen que ponía los pelos de punta a todos y que encendía el fuego interno en el box del equipo de Faenza.

Q2

Mucho ha cambiado la película en el box de Williams en un año. Si la temporada pasada celebraban en las calles de Bakú el podio de Lance Stroll este año están sentenciados en la parte trasera del grupo. Aunque eso sí, en esta ocasión lograron meterse con ambos monoplazas en la Q2. Kimi Räikkönen fue uno de los protagonistas al salirse del trazado en más de una ocasión. De hecho, el finlandés tuvo que regresar al box para montar un nuevo juego de gomas. En esta ocasión, el déficit de potencia del Sauber impidió a Leclerc seguir soñando entre las calles de Bakú. Kevin Magnussen, Fernando Alonso y ambos Williams tampoco lograron su billete para la Q3. Por su parte, Daniel Ricciardo, que había logrado el décimo mejor tiempo, levantó el pie en el último intento para arrancar con el neumático superblando y buscar una estrategia diferente.

Q3

Así las cosas, la tercera ronda de eliminación fue protagonizada por cinco equipos: Mercedes, Ferrari, Red Bull, Force India y Renault. El primer intento fue suficiente para Sebastian Vettel para vestirse de poleman ya que nadie pudo rebajar su registro. El tiempo de Lewis Hamilton fue 179 milésimas más lento; el de Valtteri Bottas, 339. Nadie fue capaz de vencer al alemán. Quien más cerca estuvo de hacerlo fue Kimi Räikkönen. El compañero del cuatro veces campeón del mundo pintó de morado los dos primeros sectores pero cometió un pequeño error en el último instante. El resultado, un sexto puesto, por detrás de los dos hombres de Red Bull. El más rápido de la escudería “energética” fue Daniel Ricciardo. El australiano ya ganó en suelo azerí el año pasado y mañana puede aprovecharse de la estrategia y los posibles coches de seguridad para auparse al liderato. Por detrás, Carlos Sainz no pudo ganar la partida a Nico Hülkenberg. El español, en cambio, sí arrancará por delante como consecuencia de la penalización del alemán. Ferrari, Mercedes, Red Bull… la batalla sigue viva en las calles de Bakú.

Tabla de tiempos