El Rally Islas Canarias se ha convertido en un dominio absoluto de Jan Solans en la Beka Junior R2 y dentro de la categoría R2, ganando incluso a los Junior del Europeo. Blach y Bassas le han acompañado en el podio.

La segunda edición de la Beka Junior R2 de la Real Federación Española de Automovilismo ha cruzado el ecuador tras la celebración del Rally Islas Canarias, primera cita de asfalto. En el archipiélago el piloto Jan Solans ha dominado de principio a fin la copa que podría llevarlo a él y a su copiloto al Campeonato de Europa de Rallyes en 2019 gracias al respaldo de la Federación. Solans incluso logró ganar la categoría R2 de la prueba, por delante de los equipos continentales del Under 27.

Si en el arranque del Nacional de Tierra, en Lorca y Pozoblanco, el dominio de Jan Solans había sido sorprendente, el Islas Canarias ha demostrado que el piloto catalán también sabe correr en asfalto. Solans arrancó la cita insular marcando el mejor tiempo en los ocho tramos que compusieron la primera etapa, acertando por la mañana con la monta de neumáticos y dando un auténtico recital al volante. Una primera jornada en la que logró atesorar más de 22 segundos sobre José María Reyes y más de medio minuto sobre Roberto Blach dentro de la Beka. Aunque el gran ritmo también le permitió situarse al frente de la categoría R2, por delante de los Junior del Campeonato de Europa, aventajando al letón Mārtiņš Sesks y el portugués Diogo Gago.

Una primera etapa en la que Efrén Llarena, ganador de la Beka en 2017, se reencontró con el Nacional de Asfalto como parte de su programa con el Rally Team Spain dentro del apartado U27. El piloto burgalés, acompañado de Sara Fernández, tuvieron un arranque complicado debido a la monta de neumáticos, aunque poco a poco fue recuperando tiempo para situarse tercero, a sólo cuatro segundos del líder.

El sábado José María Reyes lograba arrebatarle los dos primeros scratchs del día a Solans por sólo 1,8 y 3,6 segundos respectivamente; siendo Roberto Blach quien completaba el bucle matinal con el mejor tiempo por delante de Jan Solans con sólo una décima. Un primer bucle en el que Efrén Llarena sufría un fuerte impacto frontal en una curva de derechas, lo que le dejaba fuera tras arrancar una rueda. Mientras que Chema Reyes rompía un espárrago y se veía obligado a abandonar cuando era segundo dentro de la Beka. La prueba se completaba con Jan Solans marcando un pleno de scratchs en el bucle vespertino, en los tramos de Arucas, Moya y Gáldar.

Jan Solans conseguía así la tercera victoria de la temporada y marcaba once de los catorce scratchs posibles, manteniendo así su liderazgo en la Beka Junior R2 con un total de 82 puntos. El podio lo completaron Roberto Blach y Josep Bassas, por delante del Fiesta R2 de Julio Martínez y del catalán Sergi Francolí, con un Peugeot 208. Un gran fin de semana para el pequeño de los Solans, que además conseguía imponerse en la categoría R2 por delante de Diogo Gago, líder del ERC U27 con más de diez segundos y de Mārtiņš Sesks, piloto oficial de Opel Motorsport.