Fernando Alonso y Carlos Sainz contarán en el inicio de la temporada europea con importantes actualizaciones en sus monoplazas. Entre ellas, una mejora del combustible suminstrado por BP Castrol centrada en mejorar la eficiencia y potencia del motor Renault.

Renault mejora

Los tres coches motorizados por Renault en el GP de Australia 2018. Foto: McLaren

La temporada 2018 aterriza este fin de semana en el Circuit de Barcelona – Catalunya, una cita marcada en rojo en el calendario por todo amante de la Fórmula 1. Es Montmeló, cuando todos los equipos aprovechan el inicio de la gira europea y la proximidad del circuito catalán, para poner toda la carne en el asador e introducir las mejoras disponibles en las fábricas. El inicio de este curso no está decepcionando a nadie y la igualdad de la zona media, nos está dejando una de las luchas más abiertas que se recuerdan en los últimos años. Tras las cuatro primeras carreras han sumado puntos todos los equipos de la competición, algo que en otras temporadas a estas alturas se antojaba impensable.

McLaren y Renault son los equipos que se encuentran liderando la batalla de la zona media. Los ingleses marchan en cuarta posición con una mínima ventaja sobre los franceses, en un mundial de constructores en el que tienen 36 y 35 puntos respectivamente. A pesar de estar por delante, los de Woking no se están mostrando en cuanto a rendimiento superiores al equipo galo y las prestaciones de su monoplaza se han visto superadas en las diferentes pruebas por otros equipos como Toro Rosso en Bahréin, Haas en Australia o Force India en Bakú. Solo su fiabilidad y el gran momento de Fernando Alonso que suma 20 puntos más que su compañero de equipo, les permiten llegar a Barcelona como cuarto equipo.

Sensaciones diferentes son las que deja la marca del rombo. Es habitual ver a los dos coches en Q3 y su progreso parece real en cada carrera. En la última prueba disputada en Bakú, mostraron un gran rendimiento, su buen ritmo allí llevaron a Carlos Sainz hasta la quinta posición y el lote de puntos podría haber sido mayor de no ser por el accidente de Nico Hülkenberg cuando rodaba detrás del piloto español. Por lo que parece solo cuestión de tiempo que superen a McLaren en el campeonato.

Ambos equipos introducirán muchas novedades en el Gran Premio de España con el objetivo y/o necesidad de hacerse fuertes y superar a sus rivales, entre ellas una mejora en el combustible suministrado por BP Castrol enfocada a mejorar la eficiencia y la potencia del motor Renault. Se estima que esto les proporcionará una décima de ganancia. Algo de lo que no se podrá beneficiar Red Bull al menos en esta carrera. A pesar de ser motorizados por los galos, los austriacos cuentan con un suministrador de combustible diferente (ExxonMobil). Esto supone el primer paso en la mejora del motor Renault que espera ir a más con la gran actualización de potencia programada para el GP de Canadá.

Cyril Abiteboul director técnico de la marca francesa en declaraciones a ‘Motorsport’, ha confirmado esta mejora y la introducción de nuevas piezas aerodinámicas para España:

“En España tendremos la ayuda de un paso adelante en el lado del motor con combustible nuevo y algunos ajustes aerodinámicos para reflejar las características de la pista”.

Por su parte en Mclaren, estrenarán un nuevo paquete aerodinámico. El MCL33 B del que se espera que mejore sustancialmente lo visto del rendimiento del equipo esta temporada, en el que el monoplaza utilizado hasta ahora ha sido una evolución de su predecesor. Sin embargo, Fernando Alonso en declaraciones a ‘Autosport’ tras ganar las 6h de Spa, se ha mostrado cauto acerca de lo que podemos esperar de estas evoluciones y del rendimiento del resto de equipos:

“En Barcelona, viene un nuevo paquete aerodinámico, pero creo que el 95% del paddock traerán cosas a Barcelona. Entonces, tal vez la brecha se mantenga como está, recuperemos un poco, o perdamos más terreno”.