Williams ha protestado por algunas de las decisiones tomadas por los comisarios en el pasado GP de Bakú. La vuelta a boxes de Fernando Alonso con el coche dañado es una de las acciones por las que la escudería de Grove solicita una revisión. 

El pasado GP de Azerbaiyán sigue dando que hablar, y el equipo Williams ha querido mostrar su descontento con la actuación de los comisarios en relación con la primera vuelta del Gran Premio. Recordemos que, debido a un incidente con Sergio Pérez, el piloto de Williams Sergey Sirotkin fue sancionado con tres posiciones en parrilla para el próximo GP de España. Además, con la penalización en pista, el ruso ha perdido dos puntos de su licencia.

Aparte del incidente sufrido por el propio equipo, los de Grove han solicitado a la FIA que revise el retorno de Fernando Alonso a la calle de boxes, recorriendo más de medio circuito con dos ruedas pinchadas y graves daños en el fondo plano de su monoplaza. Tal y como reconoció el propio Fernando a los medios tras la carrera, no es habitual que tras un accidente así el piloto trate de llegar al garaje, y afirmó que cualquier otro piloto se habría bajado del coche.

La tercera y última petición de Williams está relacionada con el toque entre el Ferrari de Kimi Räikkönen y el Force India de Esteban Ocon, considerado por los comisarios como un simple incidente de carrera; y el accidente entre los pilotos Pierre Gasly y Kevin Magnussen, que concluyó con sanción para el danés.

Para que la FIA admita a trámite las reclamaciones de Williams, y según viene establecido en su reglamento, el equipo tendrá que aportar “pruebas nuevas que pongan en cuestión las decisiones tomadas por los comisarios”. Por tanto, la Federación Internacional de Automovilismo ha programado para hoy dos reuniones mediante videoconferencia con los delegados del Gran Premio de Azerbaiyán. La primera tendrá como objeto la revisión de las pruebas aportadas por la escudería Williams, y en caso de hallar nuevas evidencias se realizaría una segunda vista para decidir y redactar las posibles consecuencias.

ACTUALIZACIÓN: La FIA ha decidido no cambiar el resultado de ninguna de las decisiones tomadas por los comisarios en Bakú.