Mercedes ha despertado en Barcelona. Estaban sufriendo mucho esta temporada, y se llevaron la primera victoria en Bakú aprovechando oportunidades y no por rendimiento propio. Pero aquí ha vuelto a aparecer la bestia. Han dominado las tres sesiones de libres y parecen claros favoritos este fin de semana. Fernando Alonso fue noveno y Carlos Sainz terminó octavo. Ambos tendrán opciones de pasar a la Q3.

Hamilton lideró por milésimas | Foto: F1

A pesar de que el cielo amenazaba lluvia, los equipos se tomaron con calma los primeros minutos de la última sesión de entrenamientos del GP de España. Si ayer el gran problema era el viento, que soplaba muy fuerte, hoy eran las nubes las que amenazaban con descargar agua y complicar la jornada. Sin embargo, los 15 primeros minutos se desarrollaron sin apenas actividad en pista. Solo Brendon Hartley rodaba sobre el Circuit. Conforme fueron saliendo más pilotos se confirmó que la pista estaba en mejor estado que ayer. La temperatura más baja, la ausencia de viento y el rodaje de otras categorías que han dejado más goma en pista tienen la ‘culpa’.

En las primeras tandas, los tres grandes equipos optaron por una estrategia diferente con los neumáticos. Mientras que Mercedes decidía trabajar con el compuesto blando, Ferrari lo hacía con el superblando y Red Bull con el medio. Le salió bien la jugada a Mercedes, que demostró ser más rápido que Ferrari con un neumático teóricamente más lento. Eso confirma lo visto ayer y es que Mercedes parece estar un paso por delante este fin de semana.

Accidente de Hartley y bandera roja

En la lucha por ser el cuarto mejor equipo, Haas, Renault y McLaren volvieron a estar muy igualados. Ayer Renault sufrió muchísimo, pero parece que han dado un paso adelante hoy y podrán estar en la pelea. De nuevo, si no hay sorpresas, ellos se disputarán las cuatro últimas plazas de la Q3. Y cualquier décima e incluso milésima puede ser clave. Force India, Toro Rosso, Sauber y Williams parecen estar lejos de esa lucha por el top 10. Al menos en estas últimas pruebas.

Cuando los pilotos de Mercedes colocaron el neumático superblando, volvieron a dejar claro que son superiores. La pole parece que se la disputarán Hamilton y Bottas, separados por 13 milésimas en esta última sesión. Red Bull pareció desfallecer, pero no se les puede descartar. El coche de Verstappen dio el susto y tuvo que abandonar la sesión antes de tiempo para que los mecánicos trabajasen en la parte trasera del RB14.

A falta de 2 minutos para el final, Hartley perdió el control de su Toro Rosso al pisar la tierra y se fue contra las protecciones. Golpeó de forma muy violenta con la parte trasera, que quedó absolutamente destrozada. Mucho tendrán que correr los mecánicos para lograr sacarle a clasificación. Parece improbable que lo logren, y aunque así fuese, tendrá que penalizar por cambiar mínimo la caja de cambios. La sesión se terminó con bandera roja para sacar el coche de la pista.

Tabla de tiempos