La dupla del Rallye Team Spain formada por Nil Solans y Miki Ibáñez afrontarán este fin de semana el Vodafone Rallye de Portugal, siendo la cuarta vez que disputen la prueba del país vecino.

Nil Solans y Miki Ibañez en acción durante el Rallye de Argentina | Foto: Fran Moyano / @jordirierola

Nil Solans y Miki Ibáñez afrontarán este fin de semana la cuarta cita de la temporada dentro del programa en la categoría WRC 2 englobados en el Rallye Team Spain. Una prueba que ya disputaron la pasada temporada finalizando segundos entre los pilotos de la categoría WRC 3 en el Campeonato del Mundo de Rallyes. Esta será la quinta participación en la prueba lusa siendo la primera que disputarán englobados en la categoría WRC 2.

La dupla catalana llega a la prueba lusa tras haber obtenido un quinto puesto en el Rallye de Argentina, donde debutaban. Los españoles sumaron unos valiosos puntos para el mundial, donde se encuentran en séptima posición, a pesar de los diversos problemas que sufrieron a lo largo de la prueba. Ya en la primera especial de la prueba tuvieron problemas con la correa del alternador viéndose obligados a reengancharse en la segunda jornada. Una jornada donde también tuvieron problemas pero supieron sobreponerse a ellos logrando finalizar la jornada. Finalmente, en la última jornada de la prueba pudieron rodar sin contratiempos obteniendo este quinto puesto que es el mejor resultado en lo que va de temporada.

A diferencia de las anteriores pruebas, la prueba portuguesa será familiar para la dupla española. Una prueba en la que ya tienen algo de experiencia según comentaba el propio Nil Solans en el comunicado de M-Sport.

He participado en el Rallye de Portugal unas cuantas veces y es una prueba donde tengo bastante experiencia. El año pasado competimos aquí y las especiales serán más o menos las mismas este año. Será la primera vez en la temporada que no tendremos que hacer las notas desde cero.

El piloto catalán también comentaba el estado de las pistas donde es fácil que se produzcan pinchazos así como su objetivo para la prueba lusa que no es otro que seguir mejorando y aprendiendo.

Las especiales son bastantes similares a las especiales de tierra que tenemos en España. Pueden ser muy difíciles en algunos sitios y los pinchazos son siempre un riesgo ya que las piedras quedan en la trazada. También será interesante ver a que temperaturas nos tendremos que enfrentar pero, como siempre, nuestro objetivo principal será el de seguir mejorando y seguir aprendiendo.

La dupla española tendrá enfrente una fuerte competencia con pilotos como el piloto oficial de Skoda Motorsport, Pontus Tidemand o el piloto oficial de Citroen Total, Sthéphane Lefebvre con el nuevo Citroen C3 R5. También estarán los dos pilotos japoneses Hiroki Arai y Takamoto Katsuka del equipo de Tommi Makkinen Racing OY o Keving Abbring con otro Ford Fiesta R5. M-Sport también acudirá a la cita lusa con otro Ford Fiesta R5 en manos de Gus Greensmith.