Adrián García está barajando la posibilidad de adquirir el Peugeot 208 T16 R5 de Calm Competició y disputar el Nacional de Asfalto. Otra opción sería correr con el modelo francés en el regional insular.

La lucha por el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto parece que está decantada entre las formaciones de Hyundai España y Fuster Racing (con apoyo de Ford), aunque un nuevo aspirante se podría llegar en los próximos días. Adrián García ha confirmado su interés por seguir corriendo el resto de la temporada del certamen con el Peugeot 208 T16 R5 de Calm Competició, que le habría dado la opción a compra tras el alquiler para el Islas Canarias y el Villa de Adeje. El piloto tinerfeño no descarta correr el Campeonato de Canarias de Rallyes, aunque espera lograr los apoyos para completar la temporada nacional.

A pesar de que todas las miradas están puestas sobre Auto-Laca y los rumores que apuntan a su regreso al Nacional de Asfalto con el Citroën C3 R5, el certamen podría recibir una nueva unidad R5 llegada desde las Islas Canarias. En una entrevista al programa Motor en la Onda tras finalizar el Rallye Villa de Adeje, Adrián García desgranó parte de los planes que pasan por su equipo. El piloto canario completó el periplo insular con una de las unidades del 208 T16 R5 del preparador Calm Competició, y ahora debate una posible compra para afrontar el resto de la temporada, un objetivo que no fue posible en 2017.

Gacía ya disputó la prueba de casa la pasada temporada, en esa ocasión con el Fabia R5 de RaceSeven, y ya entonces intentó lograr un programa para mantenerse en el Nacional de Asfalto el resto del año, aunque no fue posible. Pero este año la situación ha cambiado y, tal y como afirmó a los micrófonos de Onda Cero, está trabajando en un prometedor proyecto de cara al resto de la temporada. Estas fueron las palabras del tinerfeño:

“El año pasado también quisimos alargar el programa con el R5, pero este año hay más posibilidades. En este sentido, quiero dar las gracias a Automotor por la gran apuesta que han hecho por nosotros. Si no podemos seguir en el nacional, que estamos trabajando en ello, sí al menos en un programa regional. Es un coche que tenemos bastante cogido de la mano y nos haría bastante ilusión poder hacer un Campeonato de Canarias con él”.

El alquiler para el resto de la temporada es una opción casi descartada por los altos costes, y Adrián García está buscando un acuerdo que le permita hacerse con la unidad que pilotó en Gran Canaria y Tenerife, manteniendo la asistencia del preparador catalán. El piloto de la Escudería Villa de Adeje logró la décima posición en el Islas Canarias y la quinta en la prueba de casa, siendo el mejor canario en Adeje y el segundo en el certamen regional por detrás de Pernía. Además cree en el potencial del Peugeot y que, aunque reconoce que es inferior en prestaciones al i20, el Fabia o el Fiesta, aún puede ser un coche con opciones a hacerse con el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto.