“Siempre es un honor luchar contra un nombre tan grande en la Fórmula Uno”, confesó el joven monegasco.

“Fue genial luchar con Fernando [Alonso] en las últimas dos carreras”. El joven piloto monegasco Charles Leclerc lo tiene claro: pelear mano a mano con el asturiano es una gran oportunidad para aprender y ganar experiencia en la Fórmula Uno. Así lo ha confesado tras el Gran Premio de España, en el que los pilotos de Sauber y McLaren se volvieron a encontrar en pista. Según ha asegurado Leclerc, “siempre es un honor luchar con un nombre tan grande en la Fórmula Uno. Cuando lucho con él aprendo el doble que con otros pilotos, así que fue genial“. Y es que en las calles de Bakú también mantuvieron una bonita pelea: otra oportunidad para aprender de uno de los mejores pilotos del automovilismo.

El inicio de temporada de Charles Leclerc no ha pasado desapercibido. Tras las cinco primeras citas de la temporada suma nueve puntos, siete más que su compañero de equipo, Marcus Ericsson, un piloto con más experiencia en la categoría. Este buen rendimiento no ha hecho más que alimentar las voces que lo sitúan en Ferrari en cuanto Kimi Räikkönen deje su asiento libres. A pesar de ello, Leclerc prefiere mantenerse al margen para seguir trabajando como hasta ahora: “Es muy importante para mí, pero más que por Ferrari, por mí mismo. Es de lo que se trata este año, sabemos que por ahora no tenemos rendimiento para luchar por los puntos cada fin de semana, pero sabemos que, cuando aparece una oportunidad, necesitamos cogerla con las dos manos y no cometer errores estúpidos”, ha explicado.

Talento y convicción son algunas de las armas con las que se ha ganado a los aficionados a la Fórmula Uno. Y es que Charles Leclerc sabe muy bien hcia dónde tiene que apuntar: “Necesito trabajar y seguir mejorando para algún día tener la oportunidad de ir a un equipo más grande”. Y sí, ese equipo es el de Maranello: “Mi sueño es terminar en el coche rojo, si eso sucede, será un sueño cumplido”.