Toyota no ha tenido rival en la primera sesión de clasificación y los drosales #8 y #7 han marcado los mejores tiempos, con el tiempo de Nakajima al frente. Porsche ha continuado con su dominio entre los GTE, en las dos categorías.

 

Los pilotos se han enfrentado por primera vez en este 2018 a la noche del Circuito de Le Sarthe para disputar la primera sesión de clasificación. Dos horas de qualy muy importantes ya que mañana se esperan luvias, por lo que los tiempos de hoy podría ser definitivos y por ello todos los equipos se han apresurado a salir a pista, al igual que ocurrió por la tarde. El corto lapso de tiempo entre los libres y el arranque de esta clasificación, ha permitido a los equipos contar con una buena temperatura en el asfalto.

En lo que ha tiempos se refiere, Dragonspeed fue el primero en marcar un registro aunque poco tardaron en arrabatarle la primera posición. Toyota abrió la clasificación con Buemi y Nakajima, que marcaron los dos mejores tiempos al inicio con el ex-piloto de Toro Rosso superando al nipón en una décima. Y es que si por la tarde todos rodaron muy rápido, en la noche no se han dejado nada y en apenas una hora ya habían caído los tiempos de la pole de 2018 en la categorías LMP2 y GTE-Pro.

La categoría de las seis marcas vivió un curioso momento ya que Bruni marcaba el mejor tiempo destrozando el crono de 2017, parando el crono en 3:45.5 para rebajar en cinco segundo el récord del año pasado. Aunque el punta de Porsche tuvo una de cal y otra de arena y en la subida a Dunlop perdía la parte trasera y se iba a la grava, afortunadamente sin golpear el muro. La salida de uno de los LMP2 de Jackie Chan DC Racing o el calado del Aston Martin oficial en GTE-Am fueron otros de los momentos que obligaron a sacar la bandera amarilla en la primera hora de sesión.

En la segunda hora llegó uno de los momentos más esperados por los organizadores del Mundial de Resistencia como era ver a Fernando Alonso en la noche de Le Mans. El piloto asturiano tomó el control del Toyota #8 en el ecuador de la sesión, siendo el último piloto de Toyota en participar. Tras completar las cinco vueltas obligatorias para los rookies, manteniendo un ritmo muy constante de tres minutos y veintitrés segundos, Alonso levantó el pie y dio varios giro junto a la otra unidad de la marca, tomando buena nota de las trazadas y la forma de doblar de Pechito López. Poco a poco fue mejorando sus tiempos hasta completar once giros.

Entre los GTE-Pro pocos cambios hubo en la recta final de la sesión, con el imbatible tiempo de Bruni comandando la tabla. Ford poco a poco fue ganado posiciones y los dorsales #66 y 68 se colaron entre los mejores tiempos por delante del Ferrari de AF Corse; mientras que BMW y Corvette no consiguieron hacer frente a tres marcas. Y mucho menos unos Aston Martin que, a pesar de estar rodando durante mucho tiempo, no conseguían meterse en tiempos de cabeza, de hecho se situaban a la cola a falta de sólo media hora para el final.

La sesión ha finalizado con Toyota al frente con sus dos prototipos, seguidos del SMP Racing #17 y los dos Rebellion Racing, con el dorsal #1 por delante. En la categoría LMP2 el mejor tiempo ha sido para Idec Sport y entre los GTE-Pro los dos primeros tiempos han sido para Porsche, con Ford cerrando las posiciones de preferencia. De hecho entre los GT habrá que ver si hay novedad en el BoP porque la marca alemana ha sido muy superior a sus rivales; al igual que en GTE-Am. Mañana se realizarán otras dos sesiones, de dos horas cada una, en las que la posibilidad de la lluvia podría dejar la parrilla del sábado tal y como ha terminado hoy.