Pep Bassas nos habla de sus impresiones en el Rallye de Ourense, cuarta cita de la Beka Junior R2. El piloto del RACC no tira la toalla y luchará hasta el final en la iniciativa de la Federación Española.

Tras un pequeño parón desde el Islas Canarias, nuestra sección de entrevistas en el Nacional de Asfalto regresa con uno de los grandes talentos del panorama nacional. Pep Bassas nos cuenta como ha sido su fin de semana en el Rallye de Ourense, sus impresiones de la Beka Junior R2, el debut en la Peugeot Rally Cup Ibérica y una pincelada de lo que espera para el resto de la temporada.

Pregunta: ¿Cómo valoras tu participación en el Rallye de Ourense?

Josep Bassas: “La verdad es que cuando llegué y empecé a hacer los reconocimientos de los tramos me quedé un poco sorprendido. Nunca había corrido por esas carreteras tan estrechas y que se ensucian tanto, y además con la previsión de lluvia que había para el fin de semana. En el shakedown salimos a probar un poco las ruedas y el set-up porque nunca habíamos corrido en lluvia con los slicks. Y me encontré cómodo”.

“Empezamos el primer bucle bien, cómodos y casi sin ningún susto, y en el segundo bucle hicimos un poco de aquaplaning y perdimos 46 segundos en una salida de pista, pero pudimos recuperar. Luego ya pinchamos en el siguiente tramo y ya es cuando todo se fue al garete. El sábado por decisiones de equipo no me dejaron correr, nos teníamos que repartir los scratchs con Solans, y no podía correr todo lo que quería y al final de tramo frenábamos, como se vio en los tiempos. Es un rallye muy bonito, hacer el Cañón do Sil de día y después de noche es muy espectacular. A ver si lo podemos repetir el año que viene”.

Pregunta: Estuviste líder de la Beka Junior R2 durante el viernes hasta el momento del pinchazo, pero este contratiempo no te hizo tirar la toalla aunque te obligaron a levantar. ¿Por qué se tomó esa decisión? ¿Vino desde Mavisa o desde el RACC?

Josep Bassas: “Al ganar el VolantRACC tenía el premio de correr la Beka y resulta que llego a este rallye y el RACC, que es quien me apoya, me dice que levante, que somos dos, que tenemos que terminar y que no querían romper ni reparar ningún coche. En el caso de Jan Solans le iba perfecto que yo no apretara, era muy difícil alcanzarlo porque me llevaba dos minutos, pero él tampoco se jugaba mucho y apretar y que él cometiera un fallo es lo que vas a buscar cuando estás a esa distancia. La decisión del equipo para no romper mecánica y congelar un poco la clasificación, dividiendo los scratchs y haciendo un uno-dos. No hay más. Yo no lo entendí, ahora en frío sigo sin entenderlo mucho, pero se tiene que aceptar”.

Pregunta: Estás disputando la Beka tras lograr el título en el VolantRACC el año pasado, ¿qué ha sido lo más difícil a la hora de dar el salto a la versión R2 del Peugeot 208?

Josep Bassas: “No tienen nada que ver, nada de nada. Venimos de competir de una copa de promoción, en la que tienes que ir al límite pero llevando ruedas de serie, caja de serie, no llevas autoblocante… Cuando llegas el R2 ves que tiene un muy buen paso por curva, llevas unos slicks a los que te tienes que acostumbrar y una caja de cambios que te ayuda en la frenada. Ir rápido con el 208 R2 es fácil, ir muy rápido es muy difícil. Encontrar el límite a este coche es muy difícil porque cuando lo has encontrado no puedes frenar medio metro más tarde porque no la haces”.

“Para ir rápido necesitas un set-up bueno y tienes que hacer muchos test, y como de presupuesto no andamos muy bien nuestros test están en las carreras. Salimos, vimos que el coche morreaba e intentamos cambiar algo dentro de lo que más o menos nos pareció, porque tampoco tienes mucha gente a la que preguntar y vas cambiando cosas a medida que va pasando el rallye. Ahora estamos en un punto en el que ya vamos encontrando el coche a nuestro gusto, vamos bastante confiados porque no subvira, y es cuando podemos competir contra los grandes. Es un cambio muy bestia”.

Pregunta: Además de la Beka de la Federación Española, hace dos semanas estuviste en el arranque de la Peugeot Rally Cup Ibérica y con victoria. ¿Cómo valoras este regreso del mítico Desafío Peugeot tu que lo has vivido desde dentro?

Josep Bassas: “Es bonito ver una inscripción de 21 equipos, ir allí y competir, y más si se puede ganar. Fuimos en Portugal pero al inicio de temporada no contábamos con inscribirnos en la Peugeot, aunque hablamos con el RACC, ellos con la organización y se pusieron de acuerdo. En principio sólo hacíamos Portugal y alguna más, tenemos Asturias y el RallyRACC que coinciden con la Beka, pero no teníamos pensado correr todas las pruebas. Al ganar, han cambiado las condiciones, pero en Castelo Branco no podremos ir por el presupuesto, por lo que ya tiramos el comodín de descontar una carrera, e intentaremos ir a Ferrol, pero no está cerrado”.

Pregunta: Las dos competiciones son mixtas con tierra y asfalto, ¿en qué superficie te ves más fuerte?

Josep Bassas: “Creo que es muy importante tener claras las dos superficies, aunque siempre eres más rápido en una que en otra y esto nos lo enseñan desde que empezamos en el Volant, donde hacemos tierra y asfalto como hacen en la Suzuki este año. Yo empecé el año con el R2 más rápido en la tierra porque no tiene mucha historia de set-up,  lo que dice Peugeot cuadra bastante y puedes correr. En asfalto me costó un poco más porque tienes que encontrar un buen set-up para competir con los de delante. En la tierra me siento muy cómodo, pero ahora mismo en asfalto me encuentro muy bien también”.

Pregunta: La siguiente cita de la Beka es sobre asfalto, pero el título está complicado porque a Solans le faltan sólo un puñado de scratchs. Pero, desde tu punto de vista, ¿aún hay opciones de que tengamos un ganador diferente?

Josep Bassas: “Si, está claro. Mientras que no sea matemático hay opciones y es la ilusión que me queda, seguir luchando para ganar la Beka. Saldremos en Asturias a darlo todo para ganar el rallye con el mayor número de scratchs posibles, y si eso lo podemos conseguir afrontaremos el RallyRACC igual. Que no me digan que por nosotros no ha sido”.

Pregunta: Aún estamos a mitad del año, ¿pero qué planes tienes para próximas temporadas? ¿Te has planteado la posibilidad de saltar a monturas superiores como los N5?

Josep Bassas: “De momento no me ha salido nada y con le tema de presupuesto estamos bastante mal. Este año estamos corriendo gracias al premio del RACC y la ayuda de Mavisa pero de cara al año siguiente si no tenemos una ayuda fuerte no creo que podamos hacer nada. De disputar algo con alguna montura superior, antes tenemos que acabar de habituarnos con el R2 e intentar correr más. Pero si saliera algo con un coche más potente no diría que no. Vamos a intentar buscar algo para salir al año siguiente, y si no puede ser pues nada. Pero por intentarlo no va a quedar”.