Toyota logra dominar la primera línea en las 24 Horas de Le Mans con el dorsal #8 en la pole gracias al tiempo de Nakajima. Fernando Alonso debutará en la cita francesa partiendo desde la primera posición. El tiempo de Brumi inalcanzable para Ford, Ferrari o BMW.

Ni rival ni color, Toyota ha arrasado en la clasificación de las 24 Horas de Le Mans, en el Circuito de Le Sarthe. La marca nipona logra los dos mejores tiempos en la categoría LMP1 por delante de los Rebellion, contado con la unidad pilotada por Nakajima, Buemi y Alonso en la primera posición para la salida del sábado. Porsche ha cumplido las expectativas y ha sido el más rápido entre los GTE-Pro; mientras que TDS Racing le dio la vuelta a LMP2 en la segunda noche.

Le Mans 24 Hour Race - Practice

CRÓNICA PRIMERA SESIÓN | El Toyota #8 firma su candidatura a la pole en la noche de Le Mans

Después de demostrar en la primera sesión de clasificación que eran el rival a batir, el Toyota #8 comenzó la segunda sesión de clasificación con Fernando Alonso a los mandos. Una sesión en la que las condiciones climatológicas fueron muy diferentes a las del primer día, contando con menos temperatura en pista y el cielo encapotado, y los sustos no tardaron en llegar. Norman Nato fue uno de los primeros en tener problema al perder la parte trasera del SMP Racing debido un pinchazo, aunque salvaba un impacto que no si que llegaba para el Porsche 94 y el Ford #67, que obligaba a parar la sesión con bandera roja. El incidente del GTE de la marca del óvalo dejaba mucha suciedad en pista y las protecciones dañadas.

Aunque poco duraba la normalidad en la pista en el relanzamiento y un trompo de Lapierre con el Alpine dejaba la entrada a meta llena de piedras, las cuales los comisarios retirar con ayuda de unos sopladores. Y con sólo una hora y media de sesión, un accidente del LMP2 de Cetilar Villorba Corse en la primera chicane cancelaba la sesión, dejando esa media hora restante para la tercera y última sesión.

La primera sesión de clasificación del día se cerraba sin cambios en las primeras posiciones de todas las categorías, con Toyota al frente en LMP1, Idec Sport en LMP2, Porsche en GTE-Pro y Depsey-Proton en GTE-Am. Para lo que si sirvieron estos noventa minutos de sesión fue para completar las clasificaciones de los pilotos, como fue el caso del #91 de Porsche.

A las 21:30 se abría la última sesión de clasificación y Toyota empezó dejando una bonita batalla entre sus dos coches. Nakajima salía con el #8 y mejoraba el tiempo del primer día, quedándose a sólo una décimas del récord marcado por Kobayashi en la pole de 2017. Y era precisamente el japonés del #7 quien no dudaba en montar neumáticos nuevos y lanzarse en busca del mejor registro, logrando mejorar los parciales de su compañero y rival en los primeros sectores, aunque en dos ocasiones se encontró con tráfico en la última parte.  Aunque los japoneses no fueron los únicos protagonistas en los primeros minutos y trompos de Manor, salidas de Porsche o un nuevo toque de Ford, y precisamente del dorsal #67, se produjeron en la primera media hora de sesión.

En LMP2 los equipos también salieron a buscar los mejores cronos en los últimos minutos diurnos y TDS Racing logró mejorar el tiempo marcado por Idec Sport en la sesión del miércoles. El dorsal #28, equipado con neumáticos Dunlop, mejoró en menos de media décima el tiempo del equipo francés y se posicionó al frente de la general. Mientras que entre los GTE fue imposible mejorar el tiempo del Porsche #91, marcado por Bruni.

Llegada la última hora de clasificación, la lluvia hizo acto de aparición y la mejora de tiempos se vino abajo. La afluencia de coches en pista bajó considerablemente ante el temor de dañar los coches y Toyota al fin le dio la oportunidad a Fernando Alonso de rodar en noche total, y además con lluvia. Un primer contacto del asturiano con la pista mojada que dejó algún que otro susto en la larga recta, aunque con el cambio de neumáticos de slicks a lluvia, el asturiano pasó a entrar dentro de los pilotos más rápidos en pista.

Toyota consigue así su segunda pole consecutiva en Le Mans con sus dos coches separados por 2,1 segundos. Nakajima, Buemi y Alonso partirán desde la primera posición con el TS050 #8, por delante del otro Toyota y del Rebellion #3. Tres prototipos que además son los más rápidos en la categoría LMP1, que cierran los dos Ginetta de Manor a diez segundos de los Toyota.

Entre los LMP2 el mejor tiempo ha sido para el #28 de TDS Racing, aventajando por la mínima a Idec Sport y al Dragonspeed #31, los tres en la misma décima. G-Drive y Panis cierran las cinco primeras posiciones; mientras que Algarve Pro Racing cierra la lista de tiempos en la segunda categoría de prototipos a 15 segundos del mejor tiempo.