El Rallye de Santander ha supuesto el estreno de Adrián Díaz y Andrea Lamas en la Copa N5 de RMC Motorsport, en la que han logrado la victoria a los mandos de un Ford Fiesta.

La 39ª edición del Rallye Blendio Santander Cantabria supuso la última prueba de la Copa N5 de RMC Motorsport dentro del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. Una prueba para la que se inscribieron un total de cinco inscritos, entre los que se encontraban los líderes de la copa y nuevas duplas como Adrián Díaz/Andrea Lamas y Fernando Compairé/Helena Carrasco.

La cita cántabra se iniciaba en el Karting La Roca con la celebración de un tramo espectáculo en el que Efrén Llarena se alzaba con el mejor tiempo dentro de la copa del preparador leonés, siendo cuarto en el apartado absoluto. El piloto de Mavisa Sport se imponía así a Adrián Díaz por un segundo y a Fran Cima por tres y medio; con Canedo y Compairé cerrando la clasificación en esta primera jornada.

Las especiales en Villacarriedo y Barcenilla daban comienzo a la segunda jornada del rallye con dos pasadas por cada uno de los tramos, siendo el primer bucle para Cima y el segundo para Díaz. Una arranque en el que ya no podía estar presente Efrén Llarena, que en enlace entre las instalaciones de Dani Sordo y las asistencias de El Sardinero rompía el motor del Peugeot 308 N5 y se veía obligado a abandonar. Además en la segunda especial de la mañana una salida de carretera de Marcos Canedo obligaba a neutralizar el tramo y dejaba fuera de carrera al gallego. La matinal se cerraba con Fran Cima al frente de la copa con casi un minuto sobre Díaz y con Compairé.

Por la tarde, Adrián Díaz salía al ataque en los tramos de Solares, Arredondo y San Roque marcando el scratch en las tres especiales que compusieron el primer bucle vespertino. Un ritmo del gallego le permitía recortar distancias con Cima, que aún así conseguía llegar a la última asistencia con casi nueve segundos de ventaja. Mientras que Fernando Compairé no conseguía seguir el ritmo de sus únicos rivales en la Copa N5 de RMC Motorsport y se tenía que conformar con la tercera posición, superando los veinte minutos de desventaja con el piloto de Renault Sport España.

La segunda pasada por Solares abría el último bucle del Rallye de Santander y Adrián Díaz lograba marcar un nuevo scratch, con el cual le arrebataba la primera plaza a Cima y ponía quince segundos entre ambos. Un ritmo demoledor que continuó en el Tramo Cronometrado Plus para además alzarse con los tres puntos extra, seguido de Compairé y Cima; mientras que el último tramo se tenía que neutralizar debido a una salida de carretera de Ignacio Braña.

Esta cuarta cita de la Copa N5 de RMC Motorsport se salda con la victoria para Adrián Díaz, que logró una distancia final de siete minuto y once segundos con Francisco Cima. Los dos pilotos fueron los únicos que lograron completar la prueba, ya que Fernando Compairé se vio obligado a abandonar debido a un problema en su Fiesta N5. Un resultado que permite al asturiano de Renault recortar puntos con Llarena, que se mantiene líder con once puntos de ventaja; mientras que Díaz se sitúa tercero con un total de 22 puntos.

Además de los participantes de la Copa N5, el equipo de Roberto Méndez desplazó otras dos unidades dentro de la categoría. Ángel Paniceres y Francisco Javier Álvarez se estrenaron con el nuevo Kia Rio N5 avalados por el Grupo Blendio, alzándose con la cuarta posición en la categoría y la décima segunda de la general. Mientras que Mario Ceballos y Borja Odriozola regresaron a la competición con el Renault Clio N5 que tomó parte en la recta final de la pasada temporada con Miguel Fuster a lo mandos, con el que logró la décimo cuarta posición en el rallye.