Hamilton no pudo sellar matemáticamente su título y tendrá que esperar a México, gracias a una estrategia de neumáticos discutible que le colocó por detrás de Räikkonen y Verstappen, finalizando la carrera tercero. Bottas, por otro lado, no pudo con el empuje de los de arriba, ni con Vettel, y terminó la carrera quinto.

Mercedes

Así se van los pilotos de EEUU

Lewis Hamilton. El inglés tenía la primera bola de partido en EEUU para llevarse matemáticamente el campeonato de pilotos pero no lo consiguió. La escudería alemana le forzó a un plan estratégico de dos paradas, lo que le obligaba a adelantar en pista a Verstappen y Räikkonen, y se quedó atascado detrás de ellos, sin poder adelantarlos. Lo intentó con el piloto de Red Bull en las últimas vueltas y a punto estuvo de irse fuera, por lo que no lo intentó más. Aumentó ligeramente su ventaja con Vettel al terminar delante suya, pero fue insuficiente. En México, le basta con ser séptimo para ganar el campeonato de pilotos de forma matemática.

Valtteri Bottas. Carrera insulsa del finlandés, que fue adelantado por su compatriota Räikkonen en el campeonato de pilotos, y que adoptó la peor estrategia posible en carrera. Verstappen le hizo un undercut de libro en su primera parada y Vettel tuvo mucho más ritmo que él con los blandos, pasándole en las últimas vueltas. En definitiva, una carrera para olvidar del escudero de Mercedes.

Así se va Mercedes de EEUU

Mercedes no consigue cerrar el campeonato de constructores, aunque es verdad que lo tiene casi tan en la mano como el de pilotos. 66 puntos separan a Mercedes, primeros en la tabla, de Ferrari, sus perseguidores. En Austin parece que la escudería italiana ha recuperado el ritmo y de hecho en carrera fueron más rápidos con todos los compuestos. Y para colmo, Verstappen y Ricciardo, mientras estuvo, también tuvieron un ritmo de carrera parecido, por lo que la escudería alemana no puede dormirse en los laureles.

Impresiones del Gran Premio

Declaraciones extraídas de formula1.com, traducción propia

Lewis Hamilton

“Ha sido una carrera muy divertida, estar cerca de Kimi y tener una pequeña batalla con él y con Max. Fue muy bueno que Ferrari, Red Bull y nosotros lucháramos por las posiciones y debe haber sido emocionante verlo. Naturalmente, estoy un poco decepcionado por nuestra actuación, por haber empezado primero pero terminado tercero, pero sigo agradecido por haber conseguido terminar por delante de Seb. Cuando no tienes práctica el viernes, no trabajas en la puesta a punto y no sacas lo mejor del coche. Todo el mundo estaba en el mismo punto, pero creo que al final Ferrari se acercó a nosotros con los cambios que hicieron. En la carrera, nos faltó ritmo en las rectas, pero lo di todo. Seguía empujando como un loco y de eso se trata la competición. Tuve una pequeña oportunidad al final, pero tuve que darle mucho espacio a Max porque es mejor terminar tercero que ser eliminado por alguien que no está luchando por el campeonato, así que no quería correr ese riesgo. Íbamos a por la victoria de hoy, pero no estaba destinados a conseguirlo. Ahora vamos a México, es un lugar precioso, pero no siempre he tenido los mejores resultados, así que definitivamente quiero ganar esa carrera”.

Valtteri Bottas

“Sabíamos al entrar en la carrera que iba a ser una tarde difícil. El Ferrari se mostró muy rápido ayer y hubo muchos interrogantes debido a la limitada actividad en seco, por lo que hacer predicciones sobre la puesta a punto y los neumáticos fue muy complicado. No hemos tenido el ritmo que esperábamos, especialmente con los neumáticos blandos. Habíamos planeado una carrera a una sola parada y eso es lo que hicimos, pero en retrospectiva la segunda etapa fue un poco demasiado larga. Mis neumáticos empezaron a rodar tres o cuatro vueltas antes de que Sebastian me adelantara y al final se habían ido por completo, por eso ha conseguido hacer un hueco tan grande en tan sólo unas vueltas. Pero tampoco pudimos hacer el trabajo de dos paradas con Lewis, así que en general nos faltó ritmo hoy. Ahora vamos a hacer nuestro trabajo habitual de analizar y entender por qué no fuimos más rápidos hoy, para que podamos volver más fuertes y con suerte ganar en México. Sólo quedan tres carreras más en la temporada y la lucha está lejos de terminar, así que haremos todo lo posible para conseguir los mejores resultados posibles”.

James Allison, Director Técnico

“No era la carrera que esperábamos, pero supongo que siempre supimos que podríamos enfrentarnos a un momento difícil en la salida con Kimi con el compuesto más blando. Sin embargo, pensamos que tendríamos el ritmo de una manera u otra para imponernos en la carrera. No funcionó de esa manera. El ritmo absoluto del coche se mantuvo fuerte, pero consumimos nuestros neumáticos más rápido que los demás y eso nos dejó con una mano débil para jugar en la distancia de la carrera. Podías ver que tanto en las dos paradas que hizo Lewis, con la ayuda de un coche de seguridad virtual, como en la parada única que elegimos para Valtteri; ambos pilotos empezaron con suficiente brillantez en sus turnos, pero su desafío se desvaneció a medida que los neumáticos se apagaban. Hoy han quedado cruelmente expuestos y han conducido hacia un resultado decepcionante. Estamos ansiosos por llegar a México el próximo fin de semana, y estamos decididos a obtener un mejor rendimiento del que hemos logrado hoy”.

Toto Wolff, director de Mercedes-Benz Motorsport

“En primer lugar, felicitaciones a Kimi por su victoria de hoy, ha pasado mucho tiempo desde que lo vimos en el escalón superior y ha sido fantástico para la Fórmula Uno tenerlo ahí arriba. Este fue un día de carreras fantásticas, y un gran espectáculo para los aficionados estadounidenses con muchas batallas de rueda a rueda, pero no fue un buen día para nosotros en Mercedes. Toda la semana, hemos escuchado a la gente hablando de nosotros, hablando de Ferrari y hablando como si esta temporada fuera una conclusión predecible; pero esa narrativa no encaja en la realidad de la Fórmula Uno. Hemos sido cautelosos y respetuosos con Ferrari en todas las carreras de este año y sabíamos que vendrían aquí a luchar duro, y así lo hicieron. No fue una sorpresa contra competidores de tanta fuerza. Por nuestra parte, la historia de la carrera no era realmente una historia de estrategia; no teníamos el equilibrio de velocidad y gestión de neumáticos que hubiéramos necesitado para ganar esta tarde. Cuando estábamos en segundo lugar con Lewis y el virtual safety car salió a la luz, aprovechamos la oportunidad para desplazarnos para ir a por la victoria, porque iba a ser vergonzoso.