La ausencia de Cohete Suárez en el Rallye de Santander deja en bandeja el título en el Nacional de Asfalto a Pirelli, con Ares, Fuster y Pernía como únicos candidatos.

El Campeonato de España de Rallyes de Asfalto ha celebrado este fin de semana su novena prueba de la temporada, en la que han quedado descartadas las opciones de José Antonio Suárez. La ausencia del piloto de Hyundai en la prueba cántabra deja la batalla por el título nacional entre Iván Arez, Miguel Fuster y Surhayen Pernía, lo que le asegura a Pirelli una nueva corona.

Con su entrada en el campeonato en el Rallye de Sierra Morena, Cohete Suárez se convirtió en un gran revulsivo para una competición en la que Ares y Fuster se perfilaban como los grandes favoritos a principio de temporada. El asturiano no empezó con buen pie debido a una rotura de motor, aunque poco tardó en recuperarse y en la siguiente prueba, el Islas Canarias, se alzó con su primera victoria con el equipo Hyundai Motor España. Un triunfo que repitió una semana más tarde en Tenerife y en la primera prueba en suelo asturiano, un Princesa de Asturias que dominó de principio a fin. Además logró un podio más en el Rallye de Ferrol, logrando la segunda plaza.

 

Cohete se ha batido a lo largo de todo el año con Ares y Fuster, aunque los tres abandonos en Sierra Morena, Ourense y Llanes le complicaron sus opciones al título en el Nacional de Asfalto. Un objetivo del que quedó descartado este fin de semana con la celebración del Rallye Blendio Santander – Cantabria, prueba que decidió descartar para centrarse en el RallyRACC de esta semana. Esta baja permitió al piloto de Ford y sus compañeros en Hyundai sumar los puntos suficientes para dejar la batalla por el título entre los tres. Además de esta forma Michelin se queda también sin opciones para alzarse con un Nacional de Asfalto que no logran desde 2016, temporada en la que Cristian García arrasó con el Mitsubishi Evo X del equipo oficial.

La victoria de Miguel Ángel Fuster en Santander le permite recortar la distancia con Iván Ares, que se mantiene al frente del Campeonato de España con 18 puntos netos sobre el alicantino de Ford. Una batalla en la que Surhayen Pernía aún conserva opciones matemáticas para conseguir el título, aunque la distancia del cántabro con el primeros de los Hyundai supera los 50 puntos, por lo que casi será necesario que sus rivales abandonen en La Nucía y el Comunidad de Madrid. Una lucha a tres bandas que garantiza la victoria de Pirelli en el campeonato, repitiendo el resultado obtenido la pasada temporada con Iván Ares, quien recuperó la corona para la firma italiana 26 años después.