El RallyRACC de Cataluña enfrentará a tres de los grandes talentos del panorama nacional, reconocidos a nivel internacional y con caminos muy diferentes. 

El Campeonato del Mundo de Rallyes llega a España para celebrar la penúltima cita de la temporada, en la que podría decidirse el título. La prueba organizada por el RACC reunirá un total de 76 inscritos, más de una veintena dentro de la categoría WRC 2 y con unas de las grandes batallas dentro del panorama nacional. Nil Solans, Cohete Suárez y Pepe López se medirán en los tramos catalanes con las últimas evoluciones de los modelos de Ford, Hyundai y Citroën respectivamente.

El campeón del Junior WRC 2017 llega  la cita de casa tras una temporada plagada de programas con su programa dentro de la estrucutra M-Sport. Nil Solans y Miki Ibañez cuentan con la quinta posición lograda en Argentina como mejor resultado y un sólo abandono, aunque a lo largo del año han tenido que reengancharse en varias ocasiones debido a las averías mecánicas y múltiples pinchazos.

Bajo el amparo de Hyundai Motor España, José Antonio Suárez y Cándido Carrera regresarán al Mundial de Rallyes tras realizar la primera inclusión de la temporada en Alemania. La dupla astur-gallega descartó la lucha por el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, en el que se encuentran en la cuarta posición y ya sin opciones por la distancia con Ares, Fuster y Pernía; marcándose este RallyRACC como el gran objetivo de la temporada, la oportunidad de lucirse ante la plana de Hyundai Motorsport. Una prueba para la que esperan poder contar con mayor fortuna que en Alemania, donde una avería mecánica les dejó fuera en el octavo tramo.

Y completando el trío nacional dentro de la segunda categoría del Mundial de Rallyes, José María López y Borja Rozada vuelven a tomar parte en una prueba del Mundial casi dos años después. El madrileño debutará en Cataluña a los mandos del Citroën C3 R5 del equipo Sports & You, con quienes ha realizado varias pruebas este con la anterior generación de la marca francesa y varias jornadas de test con el C3. López luchará por un buen resultado para continuar mandando mensajes a Citroën Racing, que ya ha confirmado que están interesado en su carrera e incluso no descartan darle un programa nacional la próxima temporada.

Estos tres pilotos representan a unas generaciones de los años 90 que han comenzado su carrera deportiva desde una temprana edad, dándose a conocer muy pronto en el apartado nacional a los mandos de modelos R2 dentro del Nacional de Tierra. Cohete, el mayor de los tres con 28 años, fue el primer en hacerse con un título al conquistar el apartado Junior y la R3 en  a los mandos de un Renault Clio; seguido de la categoría R2 tres años después y el Nacional de Tierra la pasada temporada. Aunque sin duda lo que marcó un antes y un después fue la conquista de la 208 Cup Francesa en 2014, lo que le abrió las puertas del Grupo PSA.

Solans sólo tardó tres años más en conseguir el apartado de dos ruedas motrices en el Nacional de Tierra; mientras que el Junior WRC de 2017 ha supuesto su único título internacional, dándole la oportunidad de disputar el WRC 2 este año con un Ford Fiesta. Y por último, con sólo 22 años, Pepe López llega a la cita catalana tras conquistar las 2RM y el Junior en el Nacional de Tierra de 2015 y la 208 Cup Francesa un año después, lo que le permitió competir en el Europeo el año pasado con el equipo Peugeot Sport.

En Cataluña no sólo se medirán entre sí, si no que tendrán la oportunidad de demostrar su talento frente a los pilotos oficiales de Skoda, Ford, Hyundai y Volkswagen, que estrenará su nuevo Polo GTi R5. Una prueba en la que tiene como objetivo llamar la atención de las marcas que les podrían abrir las puertas de la categoría absoluta del Mundial en el caso de Solans, del WRC 2 Pro para Cohete con Hyundai y un programa nacional con intervenciones internacionales para Pepe López con Citroën.