El equipo austríaco espera plantar cara a Mercedes y Ferrari en un circuito en el que ya ganaron en 2017 y que se adapta muy bien a sus características. Daniel Ricciardo espera poner fin a su mala racha de resultados y subir al podio antes de abandonar Red Bull, mientras que Max Verstappen llega tras ser segundo en Estados Unidos.

Foto: Red Bull

Así llegan los pilotos a México

Daniel Ricciardo llega al Autódromo Hermanos Rodríguez después de abandonar en Austin. Esta vez, la causa del abandono fue un problema en la batería, que obligó al de Perth a parar el coche. Con este, el australiano sumó su séptimo abandono del año, por lo que espera poner fin a esta racha en México y conseguir un buen resultado. Solo ha subido al podio en dos ocasiones esta temporada (dos victorias, China y Mónaco), unos números que están lejos de su rendimiento en temporadas anteriores. En el Mundial es sexto con 146 puntos en su casillero.

Max Verstappen llega a México en su mejor momento de la temporada. El de Red Bull sumó en Austin su octavo podio de la temporada, en una carrera en la que remontó 16 posiciones para acabar segundo. El piloto holandés tuvo un buen ritmo y supo gestionar muy bien la carrera en todo momento. Ahora, espera continuar con su buen rendimiento en México, donde ya ganó en 2017. Verstappen ocupa la quinta posición en el Mundial con 191 puntos en su casillero.

Así llega Red Bull a México

La escudería austríaca ocupa la tercera posición del Mundial de Constructores con 337 puntos. Lejos de Mercedes y Ferrari, Red Bull ha tenido una serie de altibajos a lo largo de la temporada. Lastrados por el motor Renault, Ricciardo y Verstappen no han podido exprimir al máximo el coche, aunque sí que han conseguido ganar tres carreras en 2018. En México, esperan volver a tener la oportunidad de luchar por el podio y, si la carrera lo permite, por la victoria.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de la Fórmula 1 (traducción propia).

Daniel Ricciardo

Oh, Méjico, ¡mucho bueno! Lo único malo de México es el tráfico, el resto es increíble. La zona en la que estamos es genial, el hotel es precioso y el ambiente en el paddock está lleno de vida. Hay un gran entusiasmo, caras pintadas, muchas cosas del Día de los Muertos y me gusta que haya bandas de mariachis en cualquier sitio. El circuito es genial y ofrece oportunidades para adelantar, lo que hace que la carrera no sea aburrida. Me encanta la zona del estadio, que es única y la gente ahí es increíble. El podio también parece genial, así que espero poder disfrutarlo este año.

Max Verstappen

Estoy deseando volver a México, ya que el circuito se adapta a nuestro coche mejor que otros. El año pasado volví con una victoria, y me sentí increíble. Hice un buen movimiento en la salida y a partir de ahí conseguí estar al frente durante toda la carrera. El ambiente dentro del estadio es siempre bueno cuando estás en pista, pero el año pasado el podio fue otro nivel. Se convierte en un ambiente festivo cuando termina la carrera, y estoy deseando volver a ganar este año.