Cohete Suárez ha sufrido un sinfín de problemas mecánicos en el RallyRACC de Cataluña, reenganchándose en varias ocasiones hasta abandonar el domingo. 

La 54ª edición del RallyRACC de Cataluña – Costa Dorada no ha sido un buen fin de semana para los pilotos españoles dentro del Mundial de Rallyes, liderados por Dani Sordo. Otro de los que se ha desplazado este fin de semana hasta el noreste del país ha sido José Antonio Suárez, también con Hyundai, aunque su rallye ha estado marcado por los múltiples problemas mecánicos que ha sufrido el asturiano a lo largo de las tres etapas. Aún así Cohete se lleva buenas sensaciones de su regreso al Mundial.

Cohete comenzaba ya con buenas sensaciones desde el shakedown, en el que lograba el décimo mejo tiempo dentro de la categoría WRC 2, destacando en su segunda pasada marcando el séptimo mejor tiempo con dos décimas sobre Jari Huttunen, oficial de Hyundai Motorsport. Una jornada que completaba en la especial de Barcelona de nuevo luchando entre los diez mejores, siendo noveno en las calles de la Ciudad Condal a seis segundos del scratch y a sólo cuatro décimas de Pepe López, que debutaba con el Citroën C3 R5 de Sports & You.

El viernes se enfrentó a un duro reto como era regresar a la tierra, por primera vez a los mandos del modelo coreano. Un día en el que no tardaron en aparecer los problemas mecánicos centrados en los frenos, lo que no le permitía luchar por los primeros puesto de la categoría y cerraba la etapa en la décimo segunda categoría, perdiendo ya casi siete minutos con el primer clasificado.

Tras el cambio del kit de tierra a asfalto, llevado a cabo por los mecánicos de RaceSeven en la noche del viernes, la segunda etapa comenzaba con un gran ritmo del asturiano. José Antonio Suárez marcaba el cuarto mejor tiempo en la primera especial sobre asfalto, a pesar de no acertar con la monta de neumáticos y apostar por los slicks. Aunque la mecánica no tardó en volver a jugarle una mala pasada y en la última especial del bucle matinal se quedaba sin dirección asistida, obligándoles a abandonar y no tomar parte en el bucle vespertino. Mientras que el domingo, con un total de cuatro tramos formando parte del itinerario, los problemas con la dirección reaparecían en la primera especial, provocando un accidente sin consecuencias para Cohete y Cándido Carrera pero dejando fuera el i20 R5.

Un mal rallye para la dupla astur-gallega, que se ha visto muy perjudicada por las averías desde los primeros kilómetros cronometrados. Aún así, Cohete Suárez se muestra muy satisfecho por el trabajo hecho y por los buenos tiempos que ha dejado, rodando más rápido que Jari Huttunen, miembro del Programa de Jóvenes Pilotos de Hyundai, en tres tramos. Estas eran las impresiones que dejaba en sus redes sociales:

“Fin de semana para olvidar en cuanto a problemas mecánicos. Por otra parte, estamos contentos porque cuando funcionaba todo bien estábamos en tiempos de cabeza en WRC 2 y demostrando nuestra velocidad. Esto sólo hace que motivarnos para seguir peleando y seguir mejorando de cara a próximas oportunidad que tengamos para demostrar si somo rápidos o no. Cándido (Carrera) y yo estamos a tope, el equipo y nuestro Hyundai también, ahora hay que ajustar pequeñas cosas, y seguir peleando. Gracias a todos por vuestro apoyo, se agradece muchísimo”.