La Federación Internacional de Automovilismo ha decidido ratificar la exclusión del francés por irregularidades en el fondo plano de su monoplaza, y por tanto, no recuperará los puntos perdidos en el Gran Premio de Italia.

 

Fuente: www.haasf1team.com

 

El equipo Haas ha perdido la apelación que presentó a la FIA por la anulación de la sexta posición lograda por Romain Grosjean en la carrera del Gran Premio de Italia. Dicha sanción fue aplicada por unas irregulares técnicas en el fondo plano de su monoplaza.

Todo ello se inició a consecuencia de una queja formal lanzada por Renault al finalizar la carrera, en donde argumentaban que la parte delantera del piso del coche estadounidense no se ceñía a la normativa vigente, por lo que decidieron acusar a la escudería francesa, gran rival de Haas en el mundial de constructores.

Con anterioridad, desde la FIA ya habían avisado a los americanos de la ilegalidad de dicho fondo plano, pero ante la negativa de Haas, el máximo organismo automovilístico decidió interponer dicho castigo.

“Estamos decepcionados por no ganar nuestra apelación. Simplemente, vamos a seguir hacia adelante para centrarnos en las dos últimas carreras de la temporada y seguir luchando en pista, sumar más puntos y concluir nuestra mejor temporada hasta la fecha en Fórmula 1”, dijo su jefe de equipo Guenther Steiner tras conocer la decisión de la FIA.

También ha querido dar su opinión Renault de la mano de Nick Chester, director técnico del equipo galo, que fue quien interpuso la queja formal. “El reglamento técnico, especialmente el introducido por razones de seguridad, debe cumplirse estrictamente. Estamos satisfechos con la decisión y nos gustaría agradecer al tribunal y a la FIA su trabajo en este asunto. El equipo ahora está centrado en el final de la temporada”.