El piloto madrileño tomará parte en la última cita del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, en Madrid, a los mandos de un Renault Clio R3T. 

Durante los últimos años, el Rallye Comunidad de Madrid ha reunido a diversos pilotos llegados de otras categorías o duplas de los campeonatos regionales, que aprovechan la repercusión de la prueba del RACE para adentrarse en el Nacional de Asfalto. Una cita que en 2017 supuso el debut de Jorge Baeza en los rallyes tras toda una carrera dedicada a los circuitos, y en esta temporada volverá a tomar parte en los tramos madrileños y abulenses. Aunque para esta novena edición ha decidido dar un paso atrás y competirá con una versión de tracción delantera del Clio, en concreto la unidad del equipo gallego TRS Racing Team.

La Renault Clio Cup o la Copa Hyundai Coupé son algunos de los certámenes en los que el piloto de Chamberí ha competido durante los últimos años, aunque el acuerdo entre SMC Junior Motorsport y RMC Motorsport le permitió la pasada temporada debutar en los rallyes. Baeza tomó parte en la cita de casa con uno de los Clio N5 fabricados por el preparador leonés y con el copiloto Alejandro ‘Kuku’ Noriega, dupla que a falta de cuatro tramos se tuvo que retirar debido a un fallo en el embrague.

Pero a pesar de los problemas sufridos en su debut, Jorge Baeza no tira la toalla y para esta temporada ya ha confirmado que volverá a formar parte de la lista de inscritos. Lo hará con una unidad del Renault Clio R3T y con el respaldo de la empresa gastronómica “Mama and Go”, además de ITV Vallecas y el MSi de Teo Martín. Mientras que para las funciones de copiloto ha apostado por la valenciana María Salvo, que cuenta con una corta experiencia en el Nacional de Asfalto con sólo dos inclusiones dentro de la Dacia Sandero Rallye Cup, en Madrid en 2016 y en Sierra Morena en 2017. El Comunidad de Madrid supondrá la última parada del Trofeo Clio R3T Ibérico, en el que, de mantenerse la media de participantes de la temporada, poca rivalidad van a tener.